La Resurrección en Tu Vida

Devocionales

Mayores cosas vendrán.


Juan 14:12


Les aseguro que el que cree en mi hará también las cosas que yo hago; y como yo voy a donde está mi Padre, ustedes harán cosas todavía mayores.


Al reflexionar este versículo, vemos todos los milagros que hizo Jesús, liberaciones, sanidades extraordinarias, adicional resucitar muertos. La biblia relata la resurrección de Lázaro; este fue quizá el milagro más sorprendente que Jesús llevo a cabo durante su ministerio ¿Y nosotros haremos milagros mayores? ¿Qué puede ser más sorprendente que resucitar a un muerto? 


Lo que Jesús le está diciendo a sus discípulos es que su partida no causara daño a su obra redentora, porque por medio de esa palabra con la que Él obró ¡nosotros haremos mayores obras que las suyas!


¿Cómo es posible esto? El espíritu que resucito de los muertos a Jesús vive en ti, por eso Jesús dijo es mejor que yo me vaya para que venga el consolador.


Darle vida a un muerto espiritual es igual de extraordinario que resucitar a un muerto físico. ¿Acaso no fue lo que sucedió en el día de pentecostés? El apóstol Pedro predico la palabra de Dios  y en un solo día se convirtieron 3000 personas. Con su sombra se sanaban los enfermos.


Sin la palabra de Dios no hay salvación ni crecimiento espiritual. Ella es la espada del Espíritu.


Efesios 6:17


Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.   


Haciendo uso de la palabra de Dios es como veremos grandes obras en medio de nosotros. Dios será glorificado, los perdidos serán salvados, y los creyentes serán edificados y fortalecidos en su fe. Únicamente por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.


Oración:


Padre en esta hora te pido que me des más hambre de ti, más hambre por conocer tu palabra, hambre de escuchar tu voz. Quiero ver mayores cosas para glorificar tu nombre. Te pido que quites de mi todo lo que impida que yo pueda dar un buen testimonio. Pon tu mirada en mí, borra de mi todo resentimiento, todo temor. 


Te pido por este mundo, que está falto de ti. Quebranta su corazón y llénalos de tu presencia. Te pido por las nuevas generaciones, declaro que serán una generación que se levantara con mayor poder, y que seré parte de ella


Oro en el nombre de Jesús que yo soy un instrumento que alcanzara a miles y millones de personas para gloria y honra de mi Dios. Amén