Ser Más Como Jesús: Reflexiones Sobre Filipenses 2

Día 4 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

"Rey y Salvador"


Filipenses 2:1-13 (versículos 9-11)


El mundo nos tienta con el honor, prestigio, fama, poder, aclamación y más. Los seguidores de Jesús saben que son terrenales, mundanos y sin importancia. Sin embargo, encontramos maneras de crear nuestras propias versiones de honor, prestigio, fama, poder, aclamación, etc., en formas que afirmamos que traen gloria a Dios en lugar de a nosotros mismos, a la vez que quizá, en secreto albergamos la esperanza de que hay algo de gloria extra que nos queda.


Estamos llamados a imitar a Jesús, a conformarnos a su imagen, a vivir y amar como Jesús, a servir como Jesús, a obedecer como Jesús.


Pero de la siguiente manera en particular, jamás debemos modelarnos después de Él:


Dios lo elevó al lugar de mayor honor

y le dio el nombre por encima de todos los demás nombres

que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla,

en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra,

y toda lengua declare que Jesucristo es el Señor,

sea la gloria al Dios Padre. (Filip. 2:9-11)

Jesús es Rey, el Único Rey Verdadero, el Único Rey.


Él reina desde el más alto honor.


Su nombre está por encima de todos los demás.


Él merece el culto y la adoración de todo lo que existe.


Él es el Señor.


Además, mientras Él es Rey y Señor, Él trae gloria a Su Padre; incluso como Rey y Señor, Él encarna la humildad.


Debemos recordar que Jesús - aunque Él es Dios encarnado, Dios con nosotros, Dios revelado a nosotros - está tan lejos de nuestro alcance y comprensión que pasaremos toda una vida continuando a conocerlo y acercarnos a Él.


Debemos recordar que Jesús - aunque Él es nuestro salvador, nuestro redentor, nuestro amigo - es Creador y Señor, digno de nuestra adoración llena de temor y adoración rendida.


Jesús no puede ser encajonado en "mi Salvador personal" y contenido solamente o principalmente en ese espacio. Jesús es el Rey de todos - y también, incomprensiblemente, mi Salvador.


REFLEXIÓN


Copie Filipenses 2:9-11 para sí mismo.


¿Cómo exalta a Jesús como Señor y lo abraza como su Salvador?


¿Hay maneras en que su punto de vista y entendimiento de Jesucristo necesitan expandirse?


¿Cómo se dedica principalmente a adorar a Jesús? ¿Permaneciendo en Jesús? ¿Sirviendo a Jesús? ¿Aprendiendo de Jesús? ¿Escuchando a Jesús? ¿Amando a otros por Jesús?



App Download
La Biblia App
7.9M Ratings