El Nos Llama Por Nuestro Nombre

Dia 1 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales



Zaqueo


Para él no pasamos desapercibidos.


“Cuando Jesús pasó, miró a Zaqueo y lo llamó por su nombre: ¡Zaqueo! —le dijo—” (Lucas 19:5 NTV).


Toda la vida Zaqueo había sido ridiculizado y rechazado, primero por su apariencia y luego por su vida pecaminosa. Pero Jesús hizo más que solo mirarlo. Al llamar a Zaqueo por su nombre, Jesús demostró que lo conocía. 


¡Imagina la sorpresa que debe haber sentido Zaqueo! 


¿Cómo supo Jesús mi nombre?, de seguro se preguntó.


Dios no solo sabe dónde estamos, también sabe quiénes somos. 


Él sabe lo que estamos pasando, por qué estamos pasando por eso y cómo nos sentimos al respecto. Él se preocupa por nosotros.


"¿Puede una madre olvidar a su hijo de pecho? ¿Puede no sentir amor por el niño al que dio a luz? 


"Pero aun si eso fuera posible, yo no los olvidaría a ustedes. Mira, he escrito tu nombre en las palmas de mis manos" (Isaías 49:15-16 NTV).


Cuando Jesús murió en la cruz y los soldados le clavaron en las manos, nuestros nombres fueron grabados allí. 


Cuando lleguemos al Cielo, no habrá cicatrices en nadie excepto en Jesús.


Él va a tener esas cicatrices por la eternidad para recordarnos cuanto nos ama, una manera de decir:


¿Crees que podría olvidarte?


Lo importante que somos para nuestro padre


Él nos conoce y nos llama por nuestro nombre.