Arraigado en el Amor: Viviendo la Vida Cristiana al Máximo

Devocionales

 Vengan y Vean 



¿Qué te llevó a la fe cristiana?



La historia del llamado de los discípulos de San Juan está elaborada cuidadosamente. El comienzo de este Evangelio es narrado en términos de "días" ("al día siguiente... al día siguiente") No es cronológico, sino que indica el avance del ministerio de Jesús y la forma en que Juan, el Bautista, lo señala como el Mesías. El Bautista declara que Jesús es el Cordero de Dios (él ya introdujo esa frase en la sección anterior, en el v29) Este Este es el idioma del Mesías, refiriéndose a las profecías de Isaías, al sacrificio del cordero de Abraham y a las promesas apocalípticas. "He aquí el Cordero de Dios" llamo inmediatamente la atención de aquellos que buscaban al Que Vendría. Los discípulos de Juan, el Bautista, estaban intrigados. La pregunta que Jesús hace; a ellos y a nosotros; es "¿Qué están buscando?" La curiosidad intelectual es a menudo el comienzo en la búsqueda de la fe. Jesús los invita a venir y ver; ellos lo aclaman como Rabí; se unen a Él dónde Él estaba. Descubrimos que uno de estos discípulos del Bautista es realmente Andrés, quién a su vez, invita a su hermano, Simón Pedro. La búsqueda intelectual puede llevarnos hasta ahí. Jesús probablemente comenzó a responder sus preguntas sobre que significaba para Él ser el Mesías, pero aún están en el camino. Les toca a Felipe y Natanael en la próxima sección del Evangelio hacer una respuesta un poco más profunda, aunque aún en un nivel superficial("Te vi debajo e la higuera").



Les llevará más caminar, escuchar y ver a Jesús antes que estos hombres realmente comiencen el discipulado. Pero está bien; Jesús nos llama como somos, no en un mundo idealizado de coherencia espiritual. Cuando llegamos al lugar donde podemos decir como Andrés, "Hemos encontrado al Mesías", ahí es donde el verdadero camino comienza. El Evangelio de Juan lleva a los discípulos por ese viaje que va desde el interés y la curiosidad intelectual a los siete signos que muestran a Jesús como Él realmente es; cambiando el agua en vino, sanando, alimentando a 5.000 y finalmente (y quizás lo que hace que su arresto y muerte inevitable) resucitando a Lázaro. Los discípulos serán probados en su fe, desafiados al discipulado e invitados a una nueva relación basada en el amor. No se convierten en el artículo terminado en el Evangelio de Juan; Tomás duda, Pedro niega y Judas traiciona a Jesús. También en nuestras vidas seguir a Jesús no es sencillo. Lo arruinaremos y seremos infieles así como los primeros discípulos. Pero la buena noticia es que Él se aferra a nosotros. Dios es fiel aún cuando no tenemos fe. No nos deja. La Cuaresma nos recuerda que, cuando caemos, la confesión el perdón y la restauración nos permite continuar el viaje.






Preguntas Para Reflexionar



1. Reflexiona sobre dónde estas en el viaje con Jesús. Cuando fuiste invitado a "Venid y ved", ¿qué ocurrió luego?



2. ¿Qué te gustaría que ocurre próximamente en tu viaje cristiano?



3. ¿Qué quisieras decirle a Dios, a tus amigos de la iglesia, a tu pastor sobre "lo que viene"?