Confesión De Los Vencedores Para Una Batalla Diaria

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

DIOS PUEDE MULTIPLICAR LO "POCO" QUE TIENES 

“Dios nos pide lo que tenemos en nuestras manos para poder multiplicarlo, no te pide lo que no tienes.” Jentzen Franklin

¿Es esta declaración válida para muchos cristianos de hoy en día? Muchas veces, cuando creemos en un milagro de Jesús, llegamos al punto de que para que nuestro milagro se produzca creemos que debemos aplicar nuestra sabiduría en lugar de aplicar la sabiduría de la Fe en Dios. Si te atreves a creer en la palabra de Dios puedes operar en lo sobrenatural. Si mantenemos los ojos fijos en Jesús, las situaciones de la vida no nos hundirán, sino que Él nos mantendrá por encima de las aguas. 

En el pasaje del día de hoy, Jesús se encontraba atravesando por una situación de penuria, una muerte en su familia. Su primo Juan el Bautista acababa de ser decapitado y quizás Jesús quería llorar la muerte de su primo como muchos de nosotros lo hacemos hoy en día cuando una persona querida fallece. 

Pero dice la Biblia que los necesitados lo siguieron hasta el desierto. Y la compasión no permitió a Jesús ignorar la necesidad que lo rodeaba. Jesús estaba en el desierto predicando a una multitud, "(...), los discípulos se le acercaron y le dijeron: —Este es un lugar alejado y ya se está haciendo tarde. Despide a las multitudes para que puedan ir a las aldeas a comprarse comida." Mateo 14:15 NTV

A menudo nos quejamos con nuestro Señor y le preguntamos — Jesús, ¿Cómo se supone que debo proveer a mi familia, mi casa, mi iglesia y a los pobres?" 

Tal vez te sientes en un "lugar alejado" (aislado, apartado, solo, confundido) y Jesús te está diciendo hoy — No necesitas dudar de mi provisión. Cuando no tienes nada que dar, es un buen lugar para estar, porque Jesús quiere darte algo para dar. Jesús les dijo que trajeran los cinco panes y dos peces y lo primero que hizo fue dar gracias. Tenemos que empezar por dar gracias primero en lugar de quejarnos. Luego la Biblia dice que: "Después partió los panes en trozos y se los dio a sus discípulos, quienes los distribuyeron entre la gente" Mateo 14:19b NTV. El milagro ocurrió en las manos de los discípulos mientras repartían la comida a la gente. El milagro vendrá a través de sus manos si confías y crees. Ese día, alimentaron a 5.000 hombres, sin contar a los niños y a las mujeres. De la misma manera, lo "poco" que tengas se multiplicará cuando lo pongas en las manos de Jesús y des gracias.

Confesión para hoy: Jesús, hoy decido saltar a lo desconocido, donde sólo mi fe en ti Jesús me mantendrá a flote. Quiero operar en lo sobrenatural, quiero tomar tu desafío hoy y decir ¡Señor salgo de mi barco de seguridad para seguirte! Mi fe se hará más fuerte. En el nombre de Jesús. Amén.