Dios puede hacer que el peor de los lugares sirva para el Mayor de sus propósitos

Dia 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

  

Dios puede hacer que el peor de los lugares sirva para el mayor de sus propósitos.

No importa el lugar en el que estas sino lo que Dios pone en ti para que puedas transformar, restaurar, ayudar y ser un canal de bendición para a otras personas; para que seas luz en la oscuridad no hay espacio ni lugar que limite a Dios para que el pueda cumplir sus propósitos contigo y a través de ti.

Hay una historia que relata la biblia acerca de Jonás y quiero enfocarme específicamente en la parte que establece que Jonás predico la palabra de Dios en el lugar que Dios le había indicado y los hombres de Nínive creyeron a Dios.

En la vista humana de Jonás una de las razones por las que él no quería ir a Nínive era por la maldad que contenía esta ciudad y en su vista humana, aunque el mensaje del Señor era la destrucción de la ciudad sabia que Dios era misericordioso y tardo para la ira, el hecho de el dar una palabra lo cual posteriormente no tendría cumplimiento daba a notar que la visión de Jonás no era desde el principio la visión que tenia Dios de salvar y perdonar la ciudad de Nínive.

Si bien es cierto que la ciudad estaba llena de maldad, también es cierto que en cuanto Dios envió a Jonás desde el mas grande hasta el más pequeño creyó en Dios, y eso es exactamente lo que pasa con nosotros hoy día, quizás el lugar donde estamos no es el mejor lugar ni represente paz para nosotros, pero es el lugar que Dios ha diseñado y nos ha escogido para hacer algo nuevo, para trabajar algo en ti o trabajar algo en ellos a través de ti.

No le pidas a Dios que te quite del lugar que no te gusta en el que has sido posicionada, pídele que te enseñe y que trabaje en ti y contigo acorde a su voluntad, que te use como su instrumento y como su vasija de barros para que otros puedan verlo a él a través de ti, que te moldee para ser ejemplos para otros y que tu carácter sea igual al que tuvo Cristo en la tierra.