Sobrecarga en Los Caminos Duros

Día 5 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Desbordamiento en el Palacio


José fue llevado al Faraón e interpretó con precisión sus sueños que revelan la llegada de siete años de abundancia seguidos de siete años de hambruna y sequía severas. José sabiamente, va más allá de lo que se le pide y sugiere un plan de acción para que el Faraón lo siga para enfrentar la hambruna que se avecina. 


El Faraón, siendo astuto, elige a José para que se haga cargo del plan de acción descrito y lo hace segundo al instante. José literalmente pasa de los harapos a las riquezas de la noche a la mañana y Egipto comienza a prepararse para un futuro bajo el liderazgo de José. Se cambia el nombre a Zafnat Paneá, se casa con Asenat, la hija de un sacerdote egipcio y le nacen dos hijos durante este tiempo. Los años de espera de José se pagan con la forma en que Dios le devuelve la vida. Le da una nueva familia, un nuevo hogar y un nuevo nivel de liderazgo. Nombró a sus hijos Manasés, que significa "Dios me ha hecho olvidar todo mi trabajo y toda la casa de mi padre", y Efraín, que significa "Dios me ha hecho fructificar en la tierra de mi aflicción", lo que revela lo central que era Dios en su viaje. 


Su avance podría estar a la vuelta de la esquina o podría estar muy lejos en el camino. De cualquier manera, la victoria es tuya. Verás a Dios trabajar a través de los caminos difíciles y sacar el bien de ello. Sentirás su presencia durante la larga espera, verás su mano victoriosa en tus batallas y experimentarás una dulce alegría al ver su toque en tu vida. Mientras tanto, confíale cada detalle de tu vida, grande o pequeño, no te preocupes por nada más que por rezar por todo y aferrate a la esperanza a toda costa.