Ganando Sabiduría Divina

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

¿Qué es la sabiduría?



La definición de sabiduría es: conocimiento de lo que es verdadero o correcto junto con la justificación para ponerlo en acción. Podemos tener todo el conocimiento del mundo, pero si no sabemos como aplicarlo, no tenemos sabiduría. Podemos saber más que una persona promedio, pero si no lo usamos correctamente somos unos tontos. 



Lo primero y más importante que debemos saber sobre la sabiduría es que proviene de Dios. EL salmo 111:10 NTV dice “la base de la verdadera sabiduría” es el temor del Señor, y siguió diciendo “crecemos en sabiduría” cuando obedecemos los mandamientos de Dios.  



Eso tiene sentido,¿no? La mayoría de los padres esperan que sus hijos los obedezcan. ¿Por qué? Porque ellos ven lo que está por delante, mientras los hijos no. Cuando los hijos obedecen a sus padres, crecen en sabiduría, y aprenden para su propio bien. Lo mismo ocurre con nuestro Padre Celestial—Él ve lo que está por delante y sabe lo que es mejor. 



Santiago 3:13-18 NTV, explica que es la sabiduría divina:



Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría; pero si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad. Sin embargo, la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y del fruto de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia.



Este pasaje contiene profundas verdades, detengámonos en él. Cuando mostramos sabiduría divina somos:



HonorablesHonramos a todas las personas.

HumildesNo nos prestamos atención a nosotros mismod. 

DesinteresadosPensamos en los otros y no en nosotros mismos.

PurosNos esforzamos para ser impolutos.

Amantes de la pazEstamos de acuerdo en estar respetuosamente en desacuerdo. 

SuavesConsideramos los sentimientos de los demás antes de actuar.

MisericordiososDamos segundas oportunidades ya que también nos las fueron dadas.

ImparcialesMostramos equidad y justicia ante todo. 

SincerosSomos auténticos, honestos e íntegros. 



Si crecemos como seguidores de Jesús, podremos redimir nuestra vieja persona a una nueva siguiendo el llamado de Dios. Crecer en sabiduría divina no siempre tiene sentido para los demás. Pero, mientras aprendemos de Dios, podemos ponerlo en práctica e influenciar a otros. Los siguientes cuatro días de este Plan te darán las herramientas necesarias para ganar sabiduría divina.