Eliminatorias

Devocionales

Día 1 Cabeza Fría  


Seguramente entraste a este plan porque te gusta mucho el basketball o te llamó la atención de que se trataría; si es así, por favor ten misericordia de mi porque mencionaré algunas posiciones o jugadas de este deporte con el cual no estoy muy familiarizado, pero que definitivamente me enseñó mucho.


(Aquí voy con las primeras)


Isolation def. Táctica ofensiva en la que el jugador que tiene la posesión del balón se mueve al lado contrario del pelotón de jugadores para que la ofensiva del equipo pueda espacios y este tenga un tiro abierto.  


Drop Step def. Paso hacia atrás de un jugador con balón para sobrepasar a su defensor.


No esperes escritos elocuentes, solo quiero compartir pensamientos espontáneos y edificantes. Nombré “Eliminatorias” este plan devocional porque, así como en los campeonatos de cualquier deporte, muchos pasan por esta etapa y solo los mejores equipos llegan a las fases finales; considero que esta gran lección llamada ‘pandemia’ se ha convertido en esas eliminatorias que han forjado a mejores personas que deben saber como seguir peleando esta batalla llamada vida. 


¿Cuántas veces no te sentiste sin salida o sin opciones frente a una adversidad? Creo que nos pasa mínimo una vez por semana. ¡Es un poco contradictorio esperar avanzar, retrocediendo! Pero creo que si es muy sabio parar un poco todo lo que estamos haciendo para ‘santificarnos’. ¡Qué! ¿Santificarnos? Pues sí, es esencial hacerlo para poder avanzar y tranquilo, no es nada místico. No necesitamos más prácticas de este tipo, más bien, efectivas. Santificarte es apartarte como preparación para lo que se viene. 


Créeme que, a diario pienso en avanzar y darle a todo sin freno, pero hace exactamente un día me di cuenta de que estaba actuando con intensidad y sin consistencia. Como hijos de Dios no estamos llamados a ir lento o rápido, eso es indiferente; verdaderamente estamos llamados a ir con Él. Eso es suficiente. 


Empecé este devocional hablándote de avanzar con cabeza fría porque es una realidad que todos esperamos leer por todas partes formas y maneras de alcanzar el éxito o ser los mejores en todo, pero en medio de estos tiempos tan acelerados nadie quiere escuchar de frenar y tomar un descanso. Por cierto, descanso no para holgazanear si no que nos prepara para lo siguiente. 


Considero que estamos en un tiempo de eliminatoria (play-off). Donde muchos sobreviven y pocos superviven. Si quieres sobrevivir, avanza sin detenerte o descansando de más; Si quieres supervivir haz paradas tácticas para dar lo mejor de ti en la próxima etapa. Dios es claro en Su palabra, en la Sombra de Sus alas siempre vamos a poder estar. Alas que nos protege y nos da refugio para apartarnos y encontrar descanso, pero también las que nos da el ‘plumaje’ faltante para emprender un vuelo más alto que el anterior.