Lidera el Proceso

Día 2 de 6 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Día 2 | Mi Historia


¿Cuál es tu Proceso? 


Hoy te comparto uno de mis procesos para guiarte en el tuyo. 


En mayo del 2013, a tres meses de dar a luz a mi primer bebé, perdí mi empleo. Este fue un proceso inesperado, el cual generó en mi muchas emociones encontradas, y específicamente me sentía traicionada. El dar a luz a mi primer bebé fue un milagro extraordinario que Dios me permitió tener luego de nueve años de casada y de no lograrlo, del cual puedo testificar a viva voz la grandeza de Dios. Sin embargo, este momento tan importante estaba siendo empañado por un proceso inesperado: la pérdida de mi empleo.


Hace un tiempo tuve la oportunidad de asistir a una conferencia para mujeres. Una de las ponentes nos habló acerca de la resiliencia. Resiliencia se refiere a esa capacidad que tienen las personas de sobreponerse en momentos difíciles y adaptarse luego de vivir alguna situación inusual e inesperada. Quien pasa por un proceso y decide quedarse estancado sin aferrarse a la fe y esperanza no hace uso de la resiliencia. Esta aptitud solo pueden desarrollarla personas que luego de pasar el duelo del proceso toman acción para superar la adversidad y piensan cómo forjar el mañana.


Luego de pasar unos meses de duelo en combinación con mi sensible estado de post parto debía dar un paso hacia delante para liderar el proceso y reinventar mi vida. En esta parte del proceso, me apoderé de una palabra, de un versículo bíblico en Romanos 10:11, el cual dice: «Dios no deja en vergüenza a los que confían en él». Esto me permitió poner mi confianza en el Creador sabiendo que allí encontraría descanso. Además me permitió concentrarme en lo que realmente era importante en ese momento, mi maternidad, esa que había anhelado por nueve años y solo un milagro de Dios me permitió tenerlo.


🚀FRASE PARA TOMAR ACCIÓN:


💎“Reflexiona un momento en tu proceso, y piensa a pesar de lo difícil del mismo, en todas las bendiciones que Dios te dará. De seguro que más de un milagro en tu vida, podrás testificar que salió de este”.