Luchando Para Ser Un Hombre De Dios

Devocional

Cómo ser un guerrero en tu matrimonio


Contenido devocional:


¿Qué significa realmente tener el corazón de un guerrero? Eso es un desafío para mí. Me gusta la idea de ser un luchador e ir a la batalla, pero a menudo las imágenes en mi mente son diferentes de ser realmente un guerrero de Dios. Si estoy peleando batallas autodefinidas, mi tendencia es ser egoísta. Lucho por lo que quiero en lugar de asegurarme de luchar por lo que Dios quiere. Ser un guerrero de Dios realmente implica luchar por algo que es mucho mayor que yo. Luchar por Él significa que lucho en las batallas que realmente importan y en esa lucha, sigo el ejemplo de Jesús. Eso también puede ser difícil porque Jesús dirigió como un sirviente y finalmente dio su vida por mí. Entonces, si debo pelear como Jesús, tengo que estar dispuesto a hacer lo mismo que Él hizo. Las buenas noticias es que no tengo que hacerlo con mi propio poder y con mis propias fuerzas. Jesús está allí luchando a mi lado y yo tengo Su poder y Su fuerza. Cada día que lucho por algo grandioso para mi matrimonio y mi familia, Él está allí conmigo. ¡Con Jesús a mi lado, ganaré la batalla día tras día! ¡Tú también ganarás!


Reto de hoy:



  1. ¿Qué significa para ti "luchar por algo más grande que tú?"

  2. Hoy, ¿cuál es la batalla que estás luchando que más importa? ¿Cómo puedes traer a Dios a la batalla?

  3. ¿Qué significa para ti ser un líder sirviente?


Ir más profundo:


El pastor Craig dice que no tenemos que luchar "con nuestras propias fuerzas". ¿Cómo te va en las batallas que enfrentas a diario?