Jesús el Creador, Carpintero, Jardinero, y Rey

Dia 1 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Comencemos meditando en la primer aparición de Jesús a la humanidad al comienzo de los tiempos.



Los pasajes de hoy dejan en claro que Jesús; junto con Dios Padre y el Espíritu Santo; estuvo presente en la creación del mundo. Además, "todas las cosas" fueron creadas a través de Cristo. En otras palabras, Jesús es el Dios Creador de quien leemos en Génesis 1:1: " En el comienzo Dios creó."



Antes que Dios nos diga que Él es amor, antes que nos dijera que es santo, antes que nos dijera que es Salvador, Dios quiere que tu y yo sepamos que Él es un Dios creativo, productivo, trabajador.



Esta idea de un Dios que trabaja es única en la larga lista de historias del origen del mundo. Las otras religiones proclaman que los dioses crearon a los humanos para trabajar y servir a los dioses. Ninguna se atreve a decir que DiosMismotrabaja; mucho menos introducir la idea al comienzo de la historia.



Esta verdad lleva un significado máximo para nuestro trabajo hoy. El trabajo no es una cosa marginal o un medio para el fin sin significado. El trabajo es esencial para quien Dios es, y por eso, central para quien somos como portadores de Su imagen. Ese es uno de los grandiosos significados de esta primer revelación de Cristo Jesús.



Y no es cualquier trabajo el que Dios hace. Es un trabajo creativo; el trabajo de arriesgarse a crear nuevas cosas para el bien de otros. Es el trabajo de emprendedores y artistas; contadores de historias y ejecutivos de ventas; comerciantes y mamás. Y como veremos mañana, es el tipo de trabajo que Jesús hizo cuando vino a la tierra a nacer en el hogar de un carpintero.