Cómo Amar a la Gente con la que estás en Desacuerdo

Devocionales

Llamados a Amar



Nunca estaremos de acuerdo con otra persona en todo, ni siquiera con nuestro cónyuge o nuestro mejor amigo. De los casi ocho billones de personas que hay ahora en el mundo, no hay una sola persona como tú. Eso quiere decir que no habrá nadie con exactamente el mismo punto de vista que el tuyo en cuanto a la vida, la política, el dinero, las relaciones o la religión. Tú eres únicamente tú, y la persona a tu lado también lo es.



Aunque todos somos diferentes, aun podemos amar a otros. ¿Por qué es importante amar a la gente cuando claramente no tenemos la misma perspectiva? Porque Jesús lo dijo. Dijo, "Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros" (Juan 13:34 NVI). Cuando Jesús nos mandó a amar a otros, no dijo que teníamos primero que estar de acuerdo con ellos. Así que, ¿cómo se ve el amor?



El amor pone a los otros primero.

El amor busca lo mejor.

El amor muestra respeto.

El amor busca unidad.

El amor no es egoísta.

El amor ofrece lo mejor.

El amor muestra paciencia.



Amar a otros implica dolor. El amor significa dar de ti mismo. El amor significa exponer tu corazón a que sea potencialmente herido. El amor significa ser desinteresado y pensar en las necesidades de otros antes de pensar en las nuestras. Nunca amaremos a alguien sin la incomodidad que ello implica. No es fácil y a veces es poco natural, pero amar a otros es algo a lo que estamos llamados a hacer como seguidores de Jesús, aun a la gente con quien no estamos de acuerdo. Especialmente a la gente con quien no estamos de acuerdo.



Siempre habrán cosas en las que tendremos que "acordar estar en desacuerdo". Puede ser la forma como manejamos nuestras finanzas—algunos de nosotros escogemos vivir libres de deuda, otros no. Puede ser cuándo decidimos empezar o terminar nuestro día— algunos de nosotros vamos temprano a la cama, mientras que otros se quedan despiertos hasta tarde. O pueden ser diferencias más serias con respecto a la política, asuntos sociales o eventos actuales. Amar a otros aun cuando estamos en desacuerdo con ellos al mismo tiempo es posible.