Fe Para El Ahora

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Muchos de nuestros días los pasamos frente a una pantalla, usando un aparato electrónico para interactuar con los demás y así experimentamos muchísimas actividades a través de un lente de realidad virtual. Muchos viven momentos sin experimentar lesiones, dificultades, o verdaderas victorias o pérdidas en esos entornos simulados. Algunas veces es difícil saber qué cosas a nuestro alrededor son verdad y nos sentimos abrumados fácilmente; incluso podemos parecer desensibilizados ante la magnitud de la necesidad. Existe un peligro real que se despliega ante nuestros ojos y nos confronta muy en serio. Muchas personas en nuestras comunidades y familias están en las trincheras. Las Cristiandad no es un videojuego en el que tenemos una ronda más garantizada y donde solo nos hieren el orgullo. Sin embargo, cuando caminamos con Jesús en nuestras vidas, nunca estamos solos y no tenemos ninguna razón para no confiar en él.


Pasaremos por tormentas y enfrentaremos batallas durante el camino, pero tenemos fe para el AHORA y podemos confiar en que Dios hará milagros. La “fe para el AHORA” no es como la fe para el futuro, que se siente lejana y de ensueño, como cuando imaginas a tu futuro cónyuge, o sueñas con alcanzar la cima de tu carrera profesional o dibujar los planos de tu casa propia. La fe para el ahora se encuentra en medio de tu día a día, en la temporada y las experiencias que estás viviendo actualmente. La fe para el ahora funciona cuando sientes que la vida pasa a tu alrededor. La vida en esta temporada no es un juego. Necesitamos fe ahora mismo. Necesitamos respuestas ahora mismo.


PREGUNTAS


Romanos 10:17 dice que la fe viene por el oír de la palabra de Dios. No generamos fe con nuestros buenos pensamientos, sino mediante la revelación que viene cuando meditamos en las escrituras. ¿Para qué necesitas específicamente la fe en este momento? Pídele a Dios que te revele su verdad para tu ahora desde la Palabra y que encienda una nueva fe para tu hoy.