Antivirus: Cómo encarar estos días sin miedo

Dia 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

En todo el mundo, gente como tú y como yo, estamos tambaleando con la incertidumbre, miedo y para algunos, con el pánico. Más que nunca, este mundo miedoso necesita un Dios intrépido. Yo vivo en Sudáfrica, nuestro país tiene tasas excesivamente alta de crímenes, una de las tasas más altas de VIH/SIDA en el mundo, y el miedo se desborda por aquí.



La batalla más grande que la humanidad está encarando no es el Coronavirus; en cambio, es el miedo que produce cuando nosotros escuchamos historias de miedo. El miedo es una reacción a una situación en la que podríamos estar. Esto crea una respuesta en nuestras emociones y cuerpo, donde nos volvemos ansiosos y hasta enfermos. En otras palabras, el miedo puede causar estragos en nuestras vidas.



En Jeremías 30:5, el Señor le dice, "Hemos oído voz de temblor; de espanto, y no de paz". EL COVID-19 no ha cogido al Señor de sorpresa. Incluso cuando estamos sorprendidos, tenemos una elección que tomar. Podemos recurrir al Señor y medir nuestras respuestas con la guía del Espíritu Santo y la biblia, o podemos reaccionar con pánico y miedo.



¿Qué hay del COVID-19 que te hace sentir miedo? ¿Miedo de la contaminación, miedo a la enfermedad, miedo al rechazo o miedo a una pérdida? Puede haber otros. Llévalos al Señor en oración y elige dejarlos a sus pies. No finjas, mas bien llévalos a su luz y permítele que te de consuelo y sabiduría.