[Serie Nuestra historia–Un repaso bíblico para católicos] Los Evangelios y el nacimiento de la iglesia

Devocionales

Los Evangelios

Si comparamos la Biblia y todos sus libros con un rompecabezas, podríamos decir que hemos llegado a la pieza central que mantiene unida toda la imagen y sobre la cual, se forma la imagen principal del mensaje. 

Ahora bien, muchas veces nos sucede que, al hablar, utilizamos palabras o términos que son de uso común, pero de los cuales, carecemos de un real conocimiento de su verdadero significado. ¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen de la palabra Evangelio o que significa realmente este término? Te aseguro que, al descubrirlo verás cómo la imagen central del «rompecabezas» no solo cobrará vida delante de tus ojos sino como también, te permitirá apropiarte de un regalo maravilloso. Cambiará por completo tu forma de ver la vida.

Mateo, Marcos, Lucas y Juan, los escritores de los Evangelios, eligieron el término Evangelio para expresar la esencia de su fe. Si nos remitimos al diccionario de la Real Academia Española, nos dice lo siguiente: la palabra Evangelio deriva del latín evangelium y éste del griego. La palabra «Evangelio» viene del griego euaggélion, y significa literalmente «buen anuncio», «buena noticia». 

Era utilizada cuando un mensajero traía una buena noticia de otros lugares. La Biblia la utiliza haciendo resaltar este significado y la buena noticia se refiere a la vida, obra, muerte y resurrección de Jesucristo. Los Evangelios nos cuentan la historia que podemos resumir en las palabras del apóstol amado, San Juan: «Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna».

Este hecho histórico, que Dios se hizo hombre y vino a la tierra a mostrarnos su amor tomando nuestro lugar en la cruz, muriendo y resucitando al tercer día, es la buena noticia. Cuatro libros, cuatro personas completamente diferentes, nos cuentan una misma historia desde diferentes puntos de vista. 

El enfoque que nosotros damos a la lectura de los Evangelios, deber estar centrada en este mensaje de amor. El Evangelio no es una instrucción o advertencia acerca de lo que tenemos que hacer para agradar a Dios. Es Dios quien vino a salvarnos, a dar su vida por amor a nosotros. 

Dios irrumpió en la historia para cambiar nuestra historia. El pecado quedó atrás, lo que nos separaba de Dios y de su presencia es parte del pasado y gracias a la obra de Cristo, podemos mirar a nuestro futuro con los ojos llenos de esperanza.

Te invito que, al iniciar la lectura de hoy, abras tu corazón y permitas que esta buena noticia cambie tu pasado, presente y futuro. Prepárate para comenzar un viaje de lectura que marcará un antes y un después. 

Cada uno de nuestros lectores tiene una historia única sobre cómo interactúa con la Biblia. Te invitamos a dar clic en el enlace de abajo, para que podamos aprender más sobre ti y lectores como tú. Tu participación ayudará a que El Centro Network continúe proveyendo recursos bíblicos de alta calidad para las personas en todo lugar e informará acerca del desarrollo de nuevos recursos Bíblicos. Comenzar la Encuesta