Cuida tu cuerpo

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Creo que una de las fechas que quedan marcadas en nuestra memoria es el día en que entregamos nuestra vida a Jesús, recuerdo como si fuera ayer cuando mi madre me ayudó en una sencilla oración para reconciliarme con Dios y permitirle a  Jesús que guiara mi vida a mis escasos doce años.


¿Recuerdas el día en que tú lo hiciste?


Cuando entregamos nuestra vida a Jesús nuestro espíritu pasa de muerte a vida, nuestra alma comienza en un proceso de transformación pero ¿nuestro cuerpo? ¿qué sucede con el?



  • 1 Corintios 6:19 dice "¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”


Todos hemos leído este versículo pero la idea es que si hemos sido ya perdonados por Dios y estamos siendo sanados en nuestra alma debemos atender a nuestro cuerpo.


Nuestro cuerpo dice la Biblia es el lugar en donde habita el Espíritu Santo de Dios por esto debemos atenderlo de la mejor manera, la pregunta es: si Jesús aparecería un día domingo en la mañana y tocara el timbre de la puerta principal tu casa, ¿cómo la encontraría? Tendrías el fregadero libre de los platos del sábado por la noche, tendrías limpia la sala sin ningún juguete de tus hijos? ¿cómo arreglarías tu casa para recibir a Jesús si lo supieras con anterioridad?.


Debo decirte que ya la presencia de Dios está en ti, ahora nos toca a nosotros  mantener esta “casa”, “templo” o  cuerpo limpio, sano y activo.


El  cuidar nuestro cuerpo no es algo que nos viene del cielo; sino, que es una responsabilidad diaria para cada uno de nosotros.