[Serie Volviendo a Dios] Servir con humildad

Dia 1 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Aprende a servir con humildad


En el proceso de superar los escollos de la vida, no te enorgullezcas demasiado de tus logros y éxitos. La recuperación nunca está completa, estás involucrado en un proceso que dura toda la vida. Continúa todos los días amando y sirviendo a Dios con humildad.


¿Cómo puedes servir a Dios? Cuando hablamos de servicio a Dios, nos referimos a hacerlo a través del servicio a los demás. Dios recibe el servicio a las personas como servicio a sí mismo. Cualquier cosa que tú haces por otro, como pasar un vaso con agua a alguien que tiene sed, un plato de comida a un hambriento es servicio que haces a Dios. Hablar de servicio es muy amplio, abarca todas las buenas obras que han sido preparadas de antemano por Dios para que las lleves a cabo, pero es necesario tener la actitud correcta. Hacer cosas por otros con actitud equivocada, no es servicio.


Pedro habla de aprender a someterse unos a otros con humildad, entonces el servicio se realizará de la manera que Dios espera, pensando en los demás y en Dios, no en sí mismo. No importa cuánto hagas por otros, mira tu actitud. Si te piden ayudar en algo que no quieres hacer, tu actitud va a mostrar tu madurez en Cristo y lo va a distinguir del servicio. La actitud humilde te lleva a tener gozo cada vez que sirves a alguien. 


Cuando haces algo por otra persona con amor, es servicio. Piensa cómo puedes servir a tus cercanos primero. ¿Cómo puedes servir a tu cónyuge? ¿Cómo puedes servir a tus suegros? ¿Cómo sirves a tus vecinos? Los hijos de Dios somos participantes de la naturaleza divina y esto nos capacita para manifestar el carácter de Dios. El servicio es parte de ese carácter que necesitamos manifestar. 


Servicio no es sinónimo de humillación, sino de humildad. La humildad tiene que ver con actitud del corazón. Quien es humilde no es jactancioso, no es egoísta, no contiende con los demás. Cuando tienes el correcto concepto de ti mismo como hijo de Dios, sabiendo que tu identidad está dada por lo que hizo Cristo en la cruz por ti, entonces sirves a otros con humildad y sencillez. 


Reflexiona


El servicio a los demás es una hermosa expresión de todo hijo de Dios que está en crecimiento. La humildad debe acompañar todos los actos de servicio en la vida, gran oportunidad para que Cristo sea visto en nosotros.


Cada uno de nuestros lectores tiene una historia única de cómo interactúan con la Biblia. Te invitamos a dar clic en el enlace de abajo, para que podamos aprender más sobre ti y lectores como tú. Tu participación ayudará a que El Centro Network continúe proveyendo recursos bíblicos de alta calidad para las personas en cualquier lugar. Comienza la encuesta