Atento

Devocional

A nadie le gusta ser tratado injustamente. Y cuando sucede, eso tiende a hacernos sentir enojados, solitarios o frustrados. Tal vez incluso te preguntes si alguien, incluido Dios, se preocupa por la injusticia que has experimentado. En momentos como ese, es importante recordar que Dios es un Dios que ama la justicia. Por eso, Su corazón se rompe por cualquier tipo de injusticia. Eso significa que Él siente compasión por nosotros cuando experimentamos injusticias o un trato injusto de cualquier tipo. Hoy, tómate el tiempo para contarle a Dios acerca de cualquier injusticia que hayas experimentado. Pídele que te ayude a confiar en que Él se preocupa por ti y está contigo en medio de lo que sea que esté pasando.