Serie Gracia, Simple y Profunda - La Gracia y El Evangelio

Dia 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

La punta del iceberg


El tema de la gracia es tan profundo y hermoso. Un iceberg es la clásica ilustración de la gracia porque solo se ve un poco de la parte superior, que sobresale en la superficie, pero debajo se observa la profundidad, belleza, tamaño y peso real. Eso es muy parecido a nuestra experiencia con la gracia de Dios. La mayoría entiende que somos salvos por gracia, pero eso es solo la punta del iceberg. Hay mucho más en donde la gracia de Dios está trabajando en nuestras vidas.


Pablo escribe esta carta, el libro de Romanos, para ayudarnos a comprender mejor la gracia y que podamos practicarla con los demás. Romanos, realmente lo explica como ningún otro libro. Es absolutamente central para la teología del nuevo testamento e indispensable en su fundamento. Si tuviera que mapear topográficamente el libro de Romanos, el pico de la montaña estaría en el capítulo 8 versículo 1. Alcanza su punto máximo en el lenguaje cuando Pablo expresa que: No hay condenación en Cristo Jesús. ¡Es hermoso! Sin embargo, el corazón del argumento en todo el libro, se encuentra en realidad en el capítulo 3 que vamos a analizar. Los estudiosos dicen que es el centro mismo y el corazón del evangelio.


Miremos la gran declaración de Pablo. Él dice: Pero ahora, aparte de la ley, se ha dado a conocer la justicia de Dios a la que testifican la ley y los profetas. Esta declaración cuestiona drástica y dramáticamente la mayor parte de la teología del planeta Tierra. Piensa en cómo la mayoría de las personas entienden lo que es correcto o son amados por Dios. La mayoría de personas en la tierra, como definan a Dios, dirían: «sé bueno y Dios te amará». Muchas religiones y cultos mundiales creen que su acercamiento a Dios es solo de una manera, y eso es a través de la obediencia y las obras. Pero Pablo dice: «aparte de las obras de la ley».


Vamos a trazar esto. Las obras de la ley van en una dirección y cuando Pablo dice: «aparte de la ley», eso está a 180 grados y en sentido opuesto a la ley. La “nueva” forma de estar en la posición correcta con Dios ha sido revelada y la justicia de Él se ha manifestado. La “rectitud” es una gran palabra que no usamos mucho en nuestro lenguaje normal, pero significa estar en buena posición con Dios. Estar en buenos términos con Él. Ser aceptado por Él. Poder estar en su presencia. Eso es justicia.


Para más información del tema de la gracia en archivos de audio y video en inglés de Scot Pollok y un libro descargable: visite www.gsot.edu/simplegrace. El Centro de Gracia para el Desarrollo Espiritual de Grace School of Theology ofrece estudios sin título, oportunidades de un estudio bíblico en línea y recursos como este devocional.