7 Días Para Convertirte En Un Canal De Bendición

Devocionales

Esta semana, ¡sé un milagro para alguien!

Empezamos una nueva semana, y a lo largo de estos 7 días te quiero invitar a que te conviertas en un canal de bendición para los que te rodean.

Me gustaría compartir contigo una historia que vi hace algún tiempo. En ella, se ve cómo una niña pequeña entra en una joyería y le pide al dueño si le podría enseñar un precioso collar de turquesas que tenía expuesto en la vitrina del local. 

El dueño le pregunta: “¿Tienes dinero?”, a lo que la niña le contesta: “Tengo estas pocas monedas. Sé que no es mucho, pero me gustaría regalarle este collar a mi hermana. Desde que murió nuestra madre, ella se ha ocupado de nosotros, y quisiera hacerle este regalo para verla sonreír de nuevo. Es todo lo que tengo”. El joyero finalmente, movido por las palabras y el corazón de la niña, decide regalarle el collar. 

Quiero contarte por qué esta historia me ha tocado:

  • Dios ama a los niños y a los que se les parecen. Jesús dijo: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos” (Mateo 19:14). Ten una fe simple, como la de un niño. Esto basta para tocar el corazón del Padre.
  • Todo en esta vida es un regalo que recibimos por pura gracia. No merecemos nada, pero Dios, nuestro Padre, desea proveer para todas nuestras necesidades. La Biblia dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19). Estoy convencido de que Dios quiere y va a proveer para tus necesidades.
  • La generosidad es la llave que abre la puerta de la bendición. En esta historia, la niña trae sus pocas monedas y las da para hacer algo que bendiga a su hermana. El dueño, por su parte, le ofrece su collar generosamente. Y la hermana mayor muestra también su generosidad al ocuparse de la pequeña y cuidar de ella... La Biblia nos anima a hacer el bien, a ser ricos en buenas obras, a ser generosos (1 Timoteo 6:18).
  • Como esta pequeña niña, podemos ser un milagro en la vida de los demás. A través de ti, alguien puede encontrar la esperanza y la sonrisa que había perdido. 

Querido(a) amigo(a), te invito a que ores para que esta semana puedas ser el milagro de alguien.

Gracias por existir,
Eric Célérier

 

PD: Estos textos han sido extraídos de Un Milagro Cada Día, un email alentador que escribo y envío diariamente a miles de personas. Si quieres recibir cada día este mensaje de aliento en tu correo electrónico, puedes suscribirte en este enlace. Además, al suscribirte recibirás el libro electrónico “10 claves para volver a conectarte con Dios”, el cual te ayudará a profundizar en tu comunión con Dios.