Vivir sin temor

Dia 4 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Celebra las pequeñas victorias




A veces nuestros temores parecen levantarse como una alta muralla imposible de superar. Esto mismo puede pasar cuando deseamos hablarle a alguien acerca de Jesús, pero la barrera del temor hace que esta tarea nos parezca casi imposible. Es posible que sientas temor de como pudiera reaccionar la otra persona o de lo que podría pensar acerca de tus intenciones. O quizás ya hayas compartido tu fe con otros, pero te preocupa si ellos podrán conectarse o no con una iglesia local.  




Todo viajero experimentado sabe que un viaje consta de muchos pequeños pasos. De igual manera podemos decir, que muchas grandes batallas solo pueden ser ganadas a través de pequeñas y sucesivas victorias. Gálatas 6:9 nos recuerda: “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos”.




Es necesario dar pequeños pasos, no importa si son lentos, siempre y cuando sean seguros. Cada uno de ellos representan pequeños logros que contribuyen a ganarnos la confianza de un amigo. Cuando esto sucede, fácilmente podremos conversar con él algunos temas mas profundos, relacionados con la vida o de la fe. Cada uno de esos pasos, son pequeñas victorias para ganar la gran batalla contra el temor de hablar a otros acerca de Jesús. 


Mientras continúas construyendo una relación de amistad y reconoces que Dios está obrando en tu amigo revelándose como un Padre real y amoroso, los temores comienzan a desvanecerse. 




La clave es reconocer y celebrar esos pequeños logros, para luego lanzárselos en la cara al temor. Un pequeño logro puede ser compartir tu propia historia de cómo conociste a Jesús o tal vez el simple hecho de poder servir a alguien. Lo importante es reconocer ese logro y que este te permita ver cómo está trabajando Dios en la gente que te rodea.