Edificando su fe

Dia 1 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

 

Fortalezca su fe

Romanos 10:17 es el versículo que quisiera que leyera hoy. Dice así: Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo. Para entender a fondo este versículo, necesita saber que, si es salvo, la fe ha sido depositada en su corazón. Es parte de su ADN espiritual. Romanos 12:3 dice: “Según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno”. La fe es algo que Él ya ha dado. El desarrollo de la fe depende de usted. Usted tiene que hacer algo. ¿Cómo desarrolla la fe? Lo hace al escuchar la Palabra de Dios. La Biblia—la Palabra de Dios—es el alimento. Al consumirla, su fe será fortalecida. ¿Ha visto a esas personas que pasan horas levantando pesas para mejorar su condición física, los fisicoculturistas? Pues, si habla con uno de ellos, una de las primeras cosas que mencionará es su régimen alimenticio. Tienen que comer las comidas correctas si quieren aumentar su masa muscular. Usualmente, su régimen es alto en proteínas. Todos los días toman malteadas de proteína y emparedados de atún los cuales, al ser consumidos y digeridos, se convierten en materiales básicos para fortalecer los músculos. Mientras se alimenta y digiere la Palabra de Dios, esa verdad se convierte en los materiales básicos para fortalecer la fe. Es alimento para la fe. La mayoría de la gente que lucha con su fe está alimentándose de las cosas incorrectas. La fe llega inconscientemente cuando uno se alimenta de la Palabra de Dios. Así que hoy, si se da cuenta de que está batallando con su fe, cambie su régimen. Empiece a alimentarse de la Palabra de Dios.  

Más de Bayless Conley