La verdad que triunfa

Devocionales

    


Satanás trata de engañarnos




Lectura: Génesis 3:1-4; Juan 8:44; Efesios 6:11


DEVOCIONAL: Juan 8:44; Efesios 6:11


    


¿Alguna vez te han mentido? El engaño duele como una picada de abeja en el alma. Satanás, el padre de mentiras, ha plagado la humanidad desde el Jardín del Edén. Cuando la serpiente tentó a Eva, utilizó medias verdades para llevarla a la desobediencia. Satanás tentó a Eva para que se centrara en lo que Dios le había prohibido en lugar de ser agradecida por todo lo que Dios le había dado. Como Eva creyó que la mentira de Satanás dudó la bondad de Dios y cedió a la tentación.


A veces negamos las artimañas y el poder destructivo de Satanás. Podemos imaginarnos que es un personaje de animación que existe solo en Halloween. Disminuir su capacidad de hacer daño es ignorar las advertencias de la Escritura. 


Jesús advierte que Satanás es un mentiroso. Lo llama padre de mentiras, sin ninguna verdad en él. Su naturaleza es, por tanto, el engaño.


Puesto que Satanás activamente planifica en nuestra contra, debemos armarnos en contra de sus engaños. El Señor no nos deja con las manos vacías e indefensas. Como nuestro Gran Proveedor, nos ha dado la armadura espiritual para resistir cualquier cosa que Satanás nos arroje. 


¿En qué área de tu vida estás luchando con ver la verdad sobre ti misma, tu relación, o tu circunstancia? El padre de mentiras está intentando activamente impedir que comprendas el plan de Dios para ti. Hoy, recuerda que Dios te ha dado todo lo que necesitas para resistir al diablo. 


Padre Dios, en tiempos en los que la línea entre la verdad y la mentira se difumina, ayúdame a verte para que seas mi guía. Ayúdame a recordar Tu Palabra. Gracias por darme todo lo que necesito para resistir el engaño. Examina mi corazón y muéstrame Tu Verdad a través de este estudio. En el nombre de Jesús, amén.