Search results for: Romanos 15

  • Romanos 15:13 (NVI)

    Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

  • Romanos 15:1 (NVI)

    Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer lo que nos agrada.

  • Romanos 15:2 (NVI)

    Cada uno debe agradar al prójimo para su bien con el fin de edificarlo.

  • Romanos 15:3 (NVI)

    Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo, sino como está escrito: «Sobre mí han recaído las burlas de los que te insultan».

  • Romanos 15:4 (NVI)

    De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.

  • Romanos 15:5 (NVI)

    Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús,

  • Romanos 15:6 (NVI)

    para que con un solo corazón y a una sola voz glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

  • Romanos 15:7 (NVI)

    Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios.

  • Romanos 15:8 (NVI)

    Les digo que Cristo se hizo servidor de los judíos para demostrar la fidelidad de Dios, a fin de confirmar las promesas hechas a los patriarcas,

  • Romanos 15:9 (NVI)

    y para que los no judíos glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: «Por eso te alabaré entre las naciones; cantaré salmos a tu nombre».

  • Romanos 15:10 (NVI)

    En otro pasaje dice: «Alégrense, naciones, con el pueblo de Dios».

  • Romanos 15:11 (NVI)

    Y en otra parte: «¡Alaben al Señor, naciones todas! ¡Pueblos todos, cántenle alabanzas!».

  • Romanos 15:12 (NVI)

    A su vez, Isaías afirma: «Brotará la raíz de Isaí, el que se levantará para gobernar a las naciones; en él los pueblos pondrán su esperanza».

  • Romanos 15:14 (NVI)

    Por mi parte, hermanos míos, estoy seguro de que ustedes mismos rebosan de bondad, abundan en conocimiento y están capacitados para instruirse unos a otros.

  • Romanos 15:15 (NVI)

    Sin embargo, les he escrito con mucha franqueza sobre algunos asuntos, como para refrescarles la memoria. Me he atrevido a hacerlo por causa de la gracia que Dios me dio

  • Romanos 15:16 (NVI)

    para ser ministro de Cristo Jesús a los no judíos. Yo tengo el deber sacerdotal de proclamar el evangelio de Dios, a fin de que los no judíos lleguen a ser una ofrenda aceptable a Dios, santificada por el Espíritu Santo.

  • Romanos 15:17 (NVI)

    Por tanto, mi servicio a Dios es para mí motivo de orgullo en Cristo Jesús.

  • Romanos 15:18 (NVI)

    No me atreveré a hablar de nada sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para que los no judíos lleguen a obedecer a Dios. Lo he hecho con palabras y obras,

  • Romanos 15:19 (NVI)

    mediante poderosas señales y milagros, por el poder del Espíritu de Dios. Así que, habiendo comenzado en Jerusalén, he completado la proclamación del evangelio de Cristo por todas partes, hasta la región de Iliria.

  • Romanos 15:20 (NVI)

    En efecto, mi propósito ha sido predicar las buenas noticias donde Cristo no sea conocido, para no edificar sobre fundamento ajeno.

  • Romanos 15:21 (NVI)

    Más bien, como está escrito: «Los que nunca habían recibido noticia de él lo verán; y entenderán los que no habían oído hablar de él».

  • Romanos 15:22 (NVI)

    Este trabajo es lo que muchas veces me ha impedido ir a visitarlos.

  • Romanos 15:23 (NVI)

    Pero ahora que ya no me queda un lugar dónde trabajar en estas regiones, y como desde hace muchos años anhelo verlos,

  • Romanos 15:24 (NVI)

    tengo planes de visitarlos cuando vaya rumbo a España. Espero que, después de que haya disfrutado de la compañía de ustedes por algún tiempo, me ayuden a continuar el viaje.

  • Romanos 15:25 (NVI)

    Por ahora, voy a Jerusalén para llevar ayuda a los hermanos,