Cicatrices ~Nueva Criatura Soy~

Devotional




~Nueva Criatura Soy~ 


Hubo un hombre en la Biblia que hizo historia, un hombre que perseguía y mataba a los cristianos; era un maestro de la ley que no quería conocer nada de Jesús, aquel hombre se llamaba Saulo de Tarso. Pero un día, el Jesús resucitado se le presento yendo a Damasco y desde ese preciso momento ya no fue llamado Saulo sino Pablo. El hombre que fue misionero, que predicaba en varias ciudades e iglesias, que daba la palabra desde la cárcel y que escribo el mayor porcentaje del nuevo testamento con sus 13 cartas; Dios lo había transformado. 


Esta historia es un claro ejemplo de cómo Dios puede transformar una vida, pero todo depende si tienes un corazón dispuesto. Cuando decides dejar todo tienes que arrancar de raíz. Cuando a una planta la sacas de raíz se muere, lo mismo ocurre con el pecado en tu vida. En la palabra nos indica que sólo estando con Jesús somos nuevas criaturas. Si tú te acercas Dios no te juzgará, más bien Él te recibirá con los brazos extendidos como en la parábola del hijo pródigo. Si tienes un arrepentimiento de corazón dice la palabra que Él borrará tus pecados y se olvidará de ellos. Acepta a Cristo en tu corazón y deja que Él te cambié, proponte a dejar el mundo de raíz, aunque sea difícil, aunque te cueste, pero Dios te da las fuerzas para hacerlo, más fuerte es el que está contigo. Ríndele tú vida a Cristo que sólo Él te dará la paz que necesitas y cuando dejes que Cristo cambia tu vida proponte a no llamar a tu viejo hombre recordando también tu pasado. Que sea un cambio total en tu vida, bautízate en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, para que tus pecados simbólicamente sean borrados. Y cuando el enemigo quiera recordarte cómo eras antes, tú recuérdale que ya eres una nueva criatura en Cristo Jesús y que todas tus cicatrices fueron quitadas. Tu viejo hombre ya fue destruido por la gracia el perdón y el amor de Cristo Jesús. 


Oración: Padre, te pido perdón por recordar mi pasado y dejar que el enemigo gobierne mi mente y volver a cometer el mismo error, por permitir que las tentaciones del mundo gobiernen mi vida y en ocasiones ser ese viejo hombre. Que sea tu gracia y tu amor limpiando todo mi ser, que seas tú perdonándome y borrando todos mis pecados. Ahora te recibo como mi único Salvador y abro mi corazón para que seas tú gobernándolo y me hagas nueva criatura, me dispongo a dejar toda carnalidad y me propongo hacer un digno hijo tuyo; tú ya rompiste esas cadenas que me ataban, desde la cruz y ahora me declaro libre, en el nombre de Jesús. Amén


Y tú ¿De verdad, ya eres una nueva Criatura?


Recuerda:” Dios te ama♥️ y eres especial para él”


Yo soy su hij@


¡SHALOM!


Si tienes alguna consulta o ayuda, contacte a este correo:


giancarlomaingonvallejo@gmail.com