El Balance: Equilibrar la iglesia, los estudios, la vida personal y el trabajo.

Day 1 of 3 • This day’s reading

Devotional

El diagnóstico


He tenido la oportunidad de servir a Dios de distintas maneras, desde colaborar con el equipo de sonido (sí, esos que suben y bajan la música en la iglesia), liderando grupos pequeños en casa, apoyando proyectos de ayuda social, entre otras cosas. Han sido experiencias maravillosas, me han enseñado muchísimo, me han hecho crecer y colaborar en el crecimiento de la iglesia. 


Sin embargo, en mis primeros años en la fe, deseaba hacer todo tipo de actividades en la iglesia, mi corazón estaba maravillado y experimentar el servicio a Dios me llenaba de plenitud. Pero, en ocasiones, mi compromiso me agotaba, como toda actividad genera cansancio, por eso la importancia de descansar. Cuando hablo del descanso me refiero a que es importante tomar un fin de semana o unos días de relajación, no necesariamente un año sabático. 


Si estás leyendo este plan posiblemente has pensado en renunciar a todo, es normal, pero es importante que ores y te hagas un diagnóstico, sobre las motivaciones que te impulsan a servir.


Quizás estas en el lugar correcto, pero demasiado agotado.


Quizás no estás sirviendo en el área que te apasiona.


Quizás tu motivación, no es el amor a Dios y los demás.