NVA | Vida Abundante
NVA | Experiencia Palabra y Adoración
Domingos en NVA | Servicio de Palabra y Adoración
Locations & Times
Expand
  • NVA, Levittown
    Levittown, Toa Baja 00949, Puerto Rico
    Sunday 10:45 AM
EMPODERADOS POR SU ESPÍRITU: PODER PARA RESURGIR
Durante esta serie la Palabra de Dios nos habla directamente para empoderarnos frente las diferentes situaciones que se nos presentan en la vida. Usando como punto de partida el poder dado a Jesús y a los discípulos a través del Espíritu Santo podemos encontrar para nosotros una palabra que nos levante de nuestro miedos, parálisis, dudas,enfermedades, y que nos lance a la vida de plenitud que el Señor desea para nosotros. Acompáñanos a descubrir la fuente de este poder y lo que tiene para tí.
Jesús viene a escarbar en las cenizas de nuestras perdidas y fracasos para encender la chispa que yace en nuestro interior.

“Creí mi hogar apagado
Y revolví las cenizas...
Me quemé la mano.”
Antonio Machado
JESUS SE INSERTA EN NUESTRA VIDA INESPERADAMENTE

Jesús nos da ejemplo de integridad. Ese es el testimonio de los caminantes de Emaús, aunque dolidos y en crisis porque con la muerte de Jesús creían que Su proyecto también había muerto con el.

1. Poderoso en obra tanto como en la palabra:Jesús ponía sus obras donde estaba su palabra. Y Jesús hace esto en testimonio del poder De Dios que había en el. Porque una cosa que daba testimonio de Jesús era su integridad. Sin embargo, Muchos de nosotros tenemos bonitos discursos pero acciones muy cuestionables.
2. Jesús no solo era integro en lo que decía y lo que hacía, sino que también era íntegro en su manera de relacionarse. Su manera de relacionarse era igual delante De Dios que delante de la gente.

Retos para el creyente:
- Ser íntegros, de una pieza. Frente a Dios y frente a los demás.
- Que nuestras palabras sean respaldadas por nuestras acciones.
- No se trata de ser perfectos, pero sí íntegros por la gracia del Espíritu Santo y por el poder transformados de Jesús; para llegar a la estatura del varón perfecto.
EL PODER DE LA PALABRA

- El evangelio contemporáneo habla de “declarar”, pero en el evangelio de Jesús se proclama la palabra pero se actúa conforme a esa palabra.
- El poder de la Palabra de Dios es el dínamo para que lo confesado, lo declarado y lo proclamado se torne en carne de realidad en nuestra vida.
PARA PODER IDENTIFICAR A JESÚS:
1. Dejarse confrontar por la Palabra: La vulnerabilidad nos hace humildes y nos permite reconocer la necesidad de Dios en nuestras vidas para permitir que el nos haga fuertes, nos restaure, nos sane, nos permita lograr todo aquello que por nuestras propias fuerzas no podemos alcanzar.
2. Invitar a Jesús a quedarse con nosotros: su presencia hace arder nuestro corazón. El ardor de nuestro corazón es la fuerza del Espíritu para transformarnos; es la fuerza que transforma la tristeza y la frustración en el impulso que cambia el rumbo de nuestras vidas.

EL PODER DEL RESUCITADO
- El poder del evangelio no está extinto. Lo que sucede es que habemos muchas personas como los caminantes de Emaús; frustrados porque esperaban que Dios hiciera las cosas de otra manera y por eso se rindieron.

Jesús viene a escarbar en nuestras cenizas para encender la chispa que yace en nuestro interior, donde una vez hubo una vida productiva y Empoderada por el Espíritu Santo.