Logo de YouVersion
Ícono Búsqueda

El regalo de boda (S1-E5)Muestra

El regalo de boda (S1-E5)

DÍA 1 DE 4

Estar con el Padre

En "Los Elegidos," sientes el pánico de María mientras busca a su hijo desaparecido, Jesús. Jesús también era sólo 'el hijo de'. Un niño pequeño todavía, de 12 años.

El ejemplo de este episodio me ayuda a ver la situación que tengo delante. El miedo y el pánico entran un poco mejor en vez de cuando leo el pasaje.

María, entre tanto jolgorio, reuniones y viajes, hace tiempo que no ve a Jesús. Espera que aparezca con familiares y amigos, pero cuando descubre que no es así, ella y José se preocupan. Y a medida que pasan los días, la inquietud se convierte en pánico. ¿Dónde está Jesús? Una reacción comprensible. ¿Y si fuera tu hijo?

La reacción de Jesús cuando sus padres le encontraron es sorprendente: ¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que debería estar aquí, en la casa de mi Padre? ¿Que debería estar ocupado con las cosas de mi Padre?

Jesús, tan joven como era, quería estar con su Padre. Estar en sintonía con Él.

Después de tanta preocupación, parece que José y María empiezan a comprender un poco: Jesús es realmente especial. Aún no tienen ni idea de lo que esto significa exactamente.

Quizá lo reconozcas: sabes que Jesús es grande y especial, pero no lo comprendes realmente (todavía). Y aún no entiendes qué significa exactamente eso para ti.

Tres cosas me llamaron la atención:

  1. Aquí ves algo hermoso en la actitud de María: no comprende todo lo que sucede, pero recuerda lo que ha sucedido y se ha dicho y reflexiona sobre ello en su corazón.
  2. También hay algo hermoso en la actitud de Jesús: sólo tienes que observar la forma en que se dirige a sus padres, luego les acompaña y les obedece. Aceptó su lugar, y el de sus padres, dentro de la familia en la que Dios le había colocado. El resultado de esta actitud fue que aumentó en "sabiduría, en magnitud y en gracia para con Dios y los hombres".
  3. Desde muy pequeño, Jesús supo lo que Dios Padre le pedía. Necesitaba estar en la casa de su Padre. María y José no comprendieron (inmediatamente) a qué se refería Jesús. Quizá haya algo que Dios te pida que hagas. Un paso de fe que debes dar. Dios te ha dado una visión, un sueño, un deseo. Pero sólo tú pareces verlo. Y puede que los que te rodean no entienden lo que estás haciendo. Es bueno pedir confirmación para dar un paso de fe. Lo que Dios ha puesto en tu corazón nunca está solo, sino que siempre forma parte de su historia más grande. Él también lo pondrá en el corazón de los demás. Pero no dejes que tu deseo, allí donde Dios toca tu corazón, se acalle por la aprobación o desaprobación de la gente. Puedes depender de Dios y de lo que Él te pide. Tu paso puede ser la obediencia. ¡Da un paso de fe!

Reflexiona sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es tu imagen del Padre Celestial? ¿Deseas estar cerca de Él? ¿Qué aspecto tiene eso hoy?
  • ¿Cómo te ocupas hoy de "las cosas de tu Padre"? ¿Hay algo que Dios te pida, en lo que puedas dar un paso de fe?
  • ¿Qué haces con las cosas que no entiendes?
  • ¿Cómo es tu actitud cuando los demás no te entienden?

Ora: "Gracias Jesús porque tú mismo has hecho visible la importancia de estar cerca del Padre. Ayúdame a acercarme más al Padre. Hazme comprender claramente tu voluntad y ayúdame a dar un paso en la fe y hacer lo que tú pides de mí. Amén".

Día 2

Acerca de este Plan

El regalo de boda (S1-E5)

Este plan de lectura te lleva por algunos de los temas que se trataron en este episodio de The Chosen >> El regalo de boda. Considera tu identidad, la duda y la visión de Jesús mismo. Reflexiona, sumérgete en la Biblia y...

More

Nos gustaría agradecer a Alongsiders Europe por proporcionar este plan. Para obtener más información, visite: https://www.alongsiderseurope.org/

YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia. Al usar nuestro sitio web, acepta nuestro uso de cookies como se describe en nuestra Política de privacidad