El Plan Perfecto De Dios Para Sus Hijos

Devocionales

En el Principio


Veamos lo que las Escrituras tienen que decir a este respecto, en lugar de respaldarnos en nuestro entendimiento o nuestro sentido de lógica.


Note primero cómo comienza la Biblia.


Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra (Gen. 1:1). Y los cielos y la tierra deben haber sido perfectos cuando Dios los creó, ya que nada imperfecto o incompleto podría salir de Su mano.


Pero algunos de estos ángeles que Él había creado cayeron, y esto se describe para nosotros en Isaías 14:11-15 y Ezequiel 28:13-18. Entonces la tierra llegó a la condición descrita en Gen. 1:2, "La tierra era un caos total"


El resto de Gen. 1 describe cómo trabajó Dios en esa masa sin forma, vacía y obscura, e hizo algo tan hermoso de ella que Él Mismo declaró que "era bueno" (Gen. 1:31). Leemos en Génesis 1, 2 y 3 que el Espíritu de Dios se movía sobre la tierra, y que Dios habló Su Palabra - y esto fue lo que hizo la diferencia.