Nada Desperdiciado: Lecciones Del Desierto

Dia 4 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

LA TENTACIÓN DEL CAMINO ANCHO EN LUGAR DEL CAMINO ESTRECHO 


Estamos llamados a adorar al Señor solamente. La promoción, la fama, la adoración y el encanto del éxito son todos muy tentadores. A Jesús se le extendió la posición más alta de dominio con la advertencia de inclinarse ante Satanás. Jesús decidió que no iba a vivir de esa manera. La forma en que vivimos es tan importante como lo que logramos y obtenemos. La forma en que seguimos a Jesús en el viaje es más importante que el destino que Él tiene para nosotros. Hay un camino de amor, abnegación, humildad, bondad y fe que nos permite vivir por un camino angosto, absteniéndose de los caminos anchos del mundo, que conduce a la vida en abundancia. Como precursor del sufrimiento de Cristo Jesús, Pedro es reprendido y Jesús grita con vehemencia "apártate de mí, Satanás". Parece haber una manera de evitar el dolor y la lucha, pero hay un punto en el que Jesús reconoció que esa no es la forma en que Él demostraría mejor el amor de Dios. Jesús experimentó victorias en el desierto que prueban el corazón de Dios para la humanidad. 





PREGUNTAS 


¿Reconoces la forma estrecha en la que Cristo quiere que vivas en amor, abnegación, humildad, bondad y fe? 


Así como Jesús gana en Su ministerio, podemos caminar a través de la tentación sin inclinarnos ante los caminos del mundo. ¿Dónde puedes invitar la ayuda del Espíritu Santo para superar la tentación y negarte a ti mismo?