La Paz Que Dios Nos Ofrece

Día 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Jesús nuestro príncipe de paz. 





En el diccionario se define la paz como un estado de bienestar, tranquilidad, estabilidad y seguridad, es lo opuesto a la guerra o la intranquilidad. Se entiende que es positivo vivir bajo la condición de paz en el entorno social así como con uno mismo y sin duda cuando vivimos en paz  tenemos bienestar y tranquilidad.





¿Sabía usted que el sacrificio de Jesús fue necesario para traer paz entre Dios y los hombres? Así es, si queremos vivir en paz, es necesario que aceptemos y reconozcamos el sacrificio que Jesús hizo en la cruz para reconciliarnos con nuestro creador. No hay manera en que podamos tener paz sin aceptar a Jesús como nuestro señor, Él  pago un alto precio y solo su sangre fue suficiente para terminar con la separación entre Dios y los hombres. 





Cuando tenemos contienda con alguien, no podemos declarar que vivimos en paz y más si con quien tenemos esa contienda es con Dios. De no aceptar a Jesús como nuestro Señor y salvador viviríamos en conflicto con Dios y separados de Él por cuanto todos hemos pecado fuimos destituidos de su gracia.  





Estar en paz con Dios es de lo más hermoso que podemos tener. Tener una relación con Dios a través del sacrificio de Jesús traerá a tu vida una paz llena de amor.  Jesús en su primera venida hizo la obra que nos concede la paz con Dios, esa paz que no depende de quién seas ni cuanto tengas, con Jesús tenemos el privilegio de tener paz interior y de conciencia y solo así alcanzar el bienestar tan anhelado. Por todo esto ¡JESUS ES NUESTRO PRINCIPE DE PAZ!