Viviendo una vida feliz: Un devocional de 7 días para padres acerca de cómo vivir DESDE la Aceptación, NO PARA la Aceptación

Dia 1 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Día uno: Dos formas de vivir



Dos estudiantes de quinto grado irán a la práctica de fútbol hoy. Uno jugará para lograr la victoria—la victoria sobre los demás y la victoria para sí mismo. El otro también dará lo mejor de sí, pero por una razón diferente. Él ya tiene la victoria gracias a Jesús, y ahora puede disfrutar y jugar con libertad. Él juega con menos presión y más alegría. 



Dos médicos operarán hoy. Uno va a operar porque quiere demostrar que es valioso. El otro operará con la gentil confianza de que ya es valorado por la obra de Cristo en su favor. 



Dos artistas pintarán hoy. Una pintará porque anhela ser aprobada, y si la pintura es “perfecta”, quizás la gente la apruebe. La otra artista pinta porque ya está aprobada en Cristo, y disfruta creando porque su Salvador es creativo y le ha dado la pasión para crear. 



No se puede distinguir a los dos estudiantes de quinto grado, a los dos médicos y a las dos artistas, aparte de sus actividades o sus trabajos. Hoy harán muchas de las mismas cosas, pero el por qué hacen esas cosas es muy diferente. En el cuento infantil Los Quokkas, los Caracoles y la Tierra de la Felicidad, los quokkas y los caracoles viven vidas similares, pero viven con incentivos muy diferentes. Los caracoles viven para ser aprobados. Los quokkas, —los felices—, viven desde una posición de ya haber sido aprobados. 



Para ti también hay dos formas de vivir. Puedes vivir para la victoria o desde la victoria que Cristo ha asegurado para ti. Puedes vivir para la aprobación o desde la aprobación que Dios te ha dado. Puedes vivir para justificarte a tí mismo o desde una postura de que ya estás justificado por Jesús. 



Debido a que Cristo ya te ha puesto en buena condición con Dios, no tienes que vivir para. Puedes vivir desde. Y cuando lo haces, estás lleno de la paz y el gozo de Dios.