Nobleza

Dia 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Ella es señorita simpatía, yo soy más tímida. Ella es de hacer ejercicio a las 5 de la mañana, yo prefiero las noches. A ella le gusta el calor, yo prefiero el frío.


Con mi hermana en muchas cosas somos muy diferentes, pero tenemos una cosa en común. Ambas amamos a Dios y con el pasar de los años estamos siendo transformadas por su palabra.


Yo siempre he admirado su seguridad y determinación para defender su criterio. La invité a elegir un tema para este devocional y desarrollarlo juntas, para mi sorpresa ella decidió que habláramos de nuestra identidad y seguridad en Él Señor.


¡Ahora tengo claro por qué es tan talentosa y segura! Ella sabe ¿Quién es?, y ¿Cuál es su valor?. Ella me enseñó que las inseguridades, miedos, malos hábitos, preocupaciones, son consecuencia de una mente negativa.


Hay ocasiones en las que vamos hablando con nosotros mismos, con Dios o con otras personas en las que vamos imaginando lo que hablamos. De esta manera, se van formando imágenes en nuestra mente, que se transforman en conceptos que llegamos a creer.


Eso me hizo recordar mis tiempos del colegio, cuando mis compañeros me decían que tenía piernas de hombre y nariz de perico.  Por mucho tiempo eso me acomplejo y decidí creerlo. Lo gracioso es que con el pasar de los años me di cuenta, que mi parte favorita de mi cuerpo son mis piernas. Son largas y tonificadas y lo más importante cumplen su propósito de ayudarme a movilizarme.


A lo que quiero llegar es, que no todo lo que dicen de ti es verdad, al contrario, muchas veces solo refleja las inseguridades de los otros. Por eso muy importante tener una buena fuente de información y que mejor que escuchar a nuestro creador, Él nos conoce más que nosotros mismos.