Sigue siendo Dios

Día 2 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

 Día 2: El arcoíris está alrededor del trono


En Apocalipsis podemos leer que el arcoíris está en el trono. Un dato curioso es que un rey se sentaba en el trono, no en cualquier momento, sino en el momento que iba a gobernar. Al momento de ejecutar su poder, de dar órdenes, de gobernar, el rey tenía que estar sentado en el trono. El rey se sentaba en el trono para ejercer su reinado. Y en Apocalipsis el arcoíris está alrededor del trono de un Dios que gobierna y tiene poder para sustentar los pactos que hizo en tu vida. Nada puede impedir que Dios cumpla esas promesas porque Dios es un Dios que está en el trono y gobierna en nuestras vidas. 


No hay demonio, no hay pecado, no hay tormenta o adversidad, ni nada en este mundo o fuera de él que pueda impedir que Dios cumpla las promesas que hizo en tu vida. 


Incluso en medio de esta terrible situación que nos toca vivir, Dios sigue siendo Dios. 


Cada mañana renueva su misericordia, cada mañana su gracia y favor nos rodean y nos da una nueva oportunidad. Dios no cambia, sigue siendo el mismo.