El Poder en la Debilidad de la Cruz

Dia 4 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Propósito en la Debilidad


Lograr hallar un propósito en la debilidad puede tomarte años. Creeme yo lo he experimentado; y a Pablo le tomó catorce años comprenderlo y exponerlo publicamente.


La pregunta que solemos hacernos es ¿por qué me sucedió esto? Bueno, ¿por qué le sucedió a Pablo? Pablo lo explica en dos formas:   



  1. Una trampa del infierno, un "mensajero de Satanás" o sea un dardo directo y constante del infierno. Un ataque punzante al pensamiento que podía decirle cada día:  "Ya se veía venir, Pablo" "Finalmente, Dios está haciendo contigo lo que te mereces" "Y tu vida ahora está arruinada, como un pedazo de basura". Satanás quería hostigar a Pablo, porque precisamente la frase "un mensajero de Satanás que me abofetee" significa en nuestro presente una constante crítica y azote violento.

  2. Una profunda misericordia, Pablo no sólo estaba experiementando un ataque punzante del infierno, sino que estaba experimentando una profunda misericordia de Dios. El Señor quería que Pablo mantuviese sus pies en la tierra, después de su visión del cielo. 


Y esto nos revela el maravilloso propósito de Dios, porque al usar la violencia diabólica del infierno, el nos mantiene libres del orgullo y la altivez que nos separa de  Él. Sin el dolor punzante de cada día, solo estaríamos alardeando de nuestras experiencias y nuestro poder.


Pablo rogó tres veces a Dios, que le fuera quitado ese aguijón y seguramente tu también le hayas pedido lo mismo. Quizás hasta más de tres veces.


Tus dolores, aflicciones, persecuciones y debilidades te mantienen rogando al Padre; te mantienen debilitado con propósito.  


En una ocasión experimenté este dolor punzante por un periodo de varios meses. Realmente, no podía describir el dolor con palabras, pero el Señor que conocía muy bien mi punzante situación, no sólo lo describió, sino que me reveló su propósito. Él, en mi ruego insistente que lo quitara, comenzó a ministrarme diciendo: "Sientes que no puedes respirar, sientes que no puedes más y el dolor es insoportable, realmente sientes que morirás de dolor". En mi llanto, sólo respondí con un sí, y el continuó "ahora estás sintiendo la forma violenta con que las almas a las cuales les predicas, están entrando a mi Reino y Yo te estoy enseñando amarlas más"


Mi experincia dolorosa y debilitante, se estaba manifestando en el poder del amor para la salvación de las almas.


¿Cómo se está manifestando la tuya? ¿Será que hay algo que estás aprendiendo? Tranquilo, sigamos caminando y un día a la vez.