El regalo

Devocional

Dedícate al ritmo de la maravilla



Es la época más maravillosa del año, pero a veces la lista de cosas por hacer se siente sin fin, la preparación parece desalentador, y los días de fiesta pueden tener una forma de recordarnos nuestras decepciones más profundas.



Pero, ¿qué tal si elegimos pausar el ajetreo de la temporada y comenzar a descubrir una alegría más profunda? ¿Qué tal si disminuimos la velocidad para aceptar un ritmo de asombro?



Podemos. Tú puedes. Pero para experimentar la época más maravillosa del año, tenemos que comenzar a hacerla la época de más adoración del año. Porque la maravilla y la adoración van de la mano. 



Puede que no sea fácil. Tal vez ha sido un año difícil. Tal vez estás experimentando la pérdida de un ser querido, la pérdida de un sueño o la pérdida de cómo creías que sería tu vida. Quizás estás en una temporada de espera. Pero sus experiencias pasadas no tienen que dictar tus expectativas futuras.