El Temor es una Gran Mentira

Día 4 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocional

 


Día 4: Conclusión


Jesús se encontraba con sus discípulos en una barca que estaba siendo azotada por la tempestad. Los discípulos, que eran expertos pescadores y marinos, pensaban que naufragarían y morirían. Pero Jesús, puesto en pie, con autoridad, reprendió la tempestad y dijo: «¿Por qué teméis, hombres de poca fe?». En esta pregunta Jesús presenta una ecuación inversamente proporcional que trae luz y revelación a nuestra vida: «Mucho temor, poca fe. Mucha fe, poco temor». No se puede tener mucha fe y estar lleno de temor. Cuando nos llenamos de fe, los temores no nos dominan. Por lo tanto, cuando un pensamiento de mentira viene a mi mente, debo declarar: «Yo vivo confiado en Jesús».