El Menos Favorito

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

DAVID - Parte 1


¿Alguna vez te has sentido menos importante por tu edad? Quizás personas a tu alrededor han expresado cosas como: “es solo un niño”, “ya está demasiado viejo”, o bien “no tiene lo suficiente”. Ese era el caso de David. Él era “sólo” un pastor de ovejas, “sólo” un adolescente. Sus hermanos mayores, ellos sí hacían cosas importantes como ser parte del ejército o estar a cargo del negocio de su padre, pero David, él “solamente” estaba a cargo de las ovejas. 


Probablemente eso lo hizo sentirse olvidado, descartado, menospreciado. Sin embargo, él tenía el corazón adecuado para Dios. Constantemente, ponía su confianza y esperanza en Dios. Él hacía su labor fielmente aunque nadie lo estuviera viendo. Dios vio eso, y eso es todo lo que se necesitaba.


Cuando Dios envió a Samuel a reconocer el nuevo rey de Israel, el padre de David pensó primero en sus hijos mayores y los consideró por los criterios equivocados: edad, estatura, inteligencia y fuerza. Pero Dios no estaba necesariamente en búsqueda de personas así. Él buscaba al menos favorito. Buscaba a la persona que, a pesar de sus limitantes, confiara plenamente en Él y en Su fuerza. Ése era David: el menos favorito. Dios lo usó de maneras increíbles y ¡puede hacer lo mismo contigo!


Oración:


Padre, te agradezco porque la edad no es una limitante para que Tú me uses. Puedo ser demasiado joven o viejo de acuerdo a estándares del mundo, pero Tú ves más allá de la edad. Ayúdame a desarrollar el corazón correcto para contigo. Amén.