Cosas que solo Jesús puede darte

Dia 6 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Únicamente Jesús puede hacerte libre del pecado


Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.


Sobre las enormes puertas de la torre de la Universidad de Texas, están grabadas las palabras de Jesús registradas en Juan 8:32, «Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres».


Me conmueve que allí hay algo que apunta a Jesucristo y su enseñanza, en tan prominente lugar, un campus universitario enorme. Sin embargo, deseo que la gente entienda el versículo en su contexto. Lo que sugiere este versículo estando solo en un ambiente académico es este: En la adquisición de conocimiento y verdad, está la libertad, libertad de todas las clases. En el aprendizaje de información, ganas libertad. Desafortunadamente, eso simplemente no fue el punto que Jesús estaba tratando.


Primero que nada, él estaba hablando sobre la libertad espiritual, no libertad política ni física. Jesús estaba hablando sobre libertad del pecado. Libertad del poder del pecado, libertad para vivir la vida que, en el fondo, anhelamos vivir. Y hay una condición para experimentar esa libertad. La condición viene en el versículo previo, Juan 8:31: «Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos». La condición es permanecer en las palabras de Jesús, obedeciendo sus mandamientos y siguiendo sus enseñanzas. Si obedecemos a Jesús, entonces seremos sus discípulos. Conoceremos la verdad y la verdad nos hará libres. La Biblia nos enseña que podemos vivir una vida de libertad de la tiranía del pecado. Nunca seremos libres de todo pecado en esta vida, pero podemos ser libres de la esclavitud del pecado.


En una paradoja, esta libertad, verdadera libertad, únicamente viene con la esclavitud, siendo esclavos de Jesucristo. Si rendimos nuestra voluntad a Jesucristo y hacemos lo que él quiere que nosotros hagamos, en lugar de lo que nosotros queremos hacer, sabremos el gozo y paz de la verdadera libertad. En esclavitud a Jesús, encontraremos verdadera libertad.