El poder de nuestras palabras

Dia 7 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Nos ha sido dado un gran poder. 

“Con todo gran poder, viene una gran responsabilidad”; esta frase usada en un conocido comic tiene mucha sabiduría; de hecho, cuando la escuche de niño comencé a desear tener grandes poderes para ayudar a los demás y para destruir a los malos; estoy seguro que tú en algún momento lo has pensado también y que ahora te hace gracia porque el pensar en súper poderes es cosa de niños (as); si bien es cierto no tenemos los súper poderes de Superman o estos personajes de ciencia ficción, si tenemos un poder mayor y es la oración.
Cuando oramos cosas grandes pueden suceder, cada palabra que sale de nuestra boca en petición es escuchada por el Padre y hay una respuesta; ahora bien, debemos entender que no debemos usar ese poder para el mal y pedir mal para los demás, si así lo hacemos entonces seremos reprendidos porque Dios es un Dios de amor, misericordia y bondad; él es paciente y desea que todos nos arrepintamos y está dispuesto a perdonar todos nuestros pecados ya cogernos como sus hijos e hijas; nosotros tenemos poder para desatar y atar por medio de la oración (Mateo 18:18) y por eso debemos cuidar nuestra boca, recuerda que de la abundancia de lo que tenemos en nuestro corazón es que vamos a hablar.
En este último día devocional sobre el poder de la palabra te invito a recapacitar si estás usando adecuadamente tu boca, medita si estás siendo luz en la oscuridad o si estás siendo oscuridad también; recuerda que el Padre desea nuestro crecimiento y por eso nos da la oportunidad de crecer en conocimiento y así cambiar nuestras actitudes. Oremos a Dios: amante Padre Celestial, Dios de amor y bondad, sabemos que nos otorgas un maravilloso don y un gran poder al ser tus hijos; te pedimos, en el nombre de Jesucristo, que nos ayudes a usar el poder de la oración de manera efectiva y eficaz, que cada palabra que digamos sea de bendición a los demás y que siempre demos testimonio de tu amor a través de nuestra manera de vivir; amén.