[Serie Dichosos los que sufren] La culpa y el remordimiento

Dia 6 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Tu amor y tu bondad me acompañan


Hoy, te propongo que hagamos un viaje con nuestra imaginación. Imagina que estás viendo una película en la que un pastor, está guiando a sus corderitos por verdes praderas, donde pueden recibir alimento y descansar. 


El pastor las acerca a un río de aguas tranquilas, donde las ovejitas pueden beber agua fresca para renovar sus fuerzas porque todavía les queda un largo camino por recorrer. Pero este es el momento del descanso, de alimentarse y descansar; de recobrar fuerzas.


De repente, el paisaje cambia. El pastor guía a los corderitos hacia un valle oscuro, tenebroso. Todo alrededor es árido, no hay verdes pastos, el horizonte parece estar lejano. La luz es imperceptible. Perplejos por el camino que tienen que enfrentar, los corderitos se acercan al pastor que tiernamente los acompaña con su vara, mostrándoles que él está con ellos. Les muestra el camino a seguir, es un camino recto. 


Increíblemente, las ovejitas caminan por el valle tenebroso y oscuro sin temor. El pastor las guía con su vara y les inspira confianza. Saben que van a atravesar ese lugar oscuro con la confianza de esperar que llegarán a un banquete, les espera una fiesta. Una casa llena de amor y bondad donde tienen la seguridad de vivir en paz eternamente. 


Aunque estés atravesando el valle oscuro del duelo por la pérdida de un ser querido, recuerda que Jesús, el buen Pastor está a tu lado. Él te guiará por el camino recto, te mostrará la senda y te dará nuevas fuerzas. Su compañía te inspirará confianza, tienes la certeza de saber que él está contigo, es una promesa que nos ha dado antes de su ascensión: «Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo».


Reflexiona: ¿Siento la presencia de Dios mientras «camino por el más oscuro de los valles»? Aunque haya momentos en que no lo sienta, ¿puedo confiar en su promesa? ¿Ha disminuido tu temor por la presencia de Jesús, el buen Pastor y por la presencia de familiares, amigos y hermanos de la iglesia?


Diario de apuntes: Toma nota de los momentos en que a pesar de estar solo, sabes que Dios está a tu lado. Toma nota de los pequeños detalles que Dios, o las personas que te aman, te demuestran con pequeños actos, que están contigo.  


Palabra de consuelo del día: «Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza» (23:4) DHH. No temas, no pongas tu enfoque en el valle de oscuridad, pon tu mirada en la casa de Dios, pon tu mirada en el lugar de paz que Dios tiene para ti al final del valle. Refúgiate en la casa de Dios, junto a tus hermanos, sabiendo que su amor y su bondad te acompañan.