Dios En Primer Lugar

Día 1 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Todos nosotros algunas veces soñamos sueños. Hay cosas que anhelamos pero a veces parece imposible alcanzarlos – hasta llegar al punto que pensar en ello es deprimente en vez de servirnos como una inspiración. No tenemos mucha esperanza; nos sentimos imposibilitados de poder cambiar nuestras circunstancias.


Lean Romanos 5:1-11. En este pasaje escuchamos como casos perdidos se vuelcan al revés por el amor de Dios que se nos demuestra a través de la muerte de su Hijo.


Enfócate en estas palabras:


Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros. Debido a nuestra fe, Cristo nos hizo entrar en este lugar de privilegio inmerecido en el cual ahora permanecemos, y esperamos con confianza y alegría participar de la gloria de Dios. También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.


Reflejar:


Incluso nuestro sufrimiento produce perseverancia, carácter y una esperanza que no falla debido al amor que Dios a derramado en nuestros corazones a través de su Espíritu Santo.