Eternamente amor

Dia 4 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Amor sin fin


Profundo e infinito,


Tan grande que sacia 


La sed de mi corazón.


Nos alegramos en el hecho de que Dios es amor, uno eterno. El Señor lo dio a conocer en las Escrituras al decirle a Israel que con ese amor inagotable se le acercó para manifestarle su favor de infinitas maneras: lo sacó de la esclavitud de Egipto donde estuvo cuatrocientos años sometido en temor y angustia, sufriendo, y lo llevó a la tierra que le prometió mediante Abraham. Y aunque el patriarca no la vio, sus generaciones la heredaron; el Padre protegió a los judíos cuando el ejército más poderoso de la época los persiguió para matarlos; ¡abrió el mar Rojo para que cruzaran y les entregó esa patria en la que fluía leche y miel para quitarles la mentalidad de esclavos!


Mientras estuvieron en el desierto, cuarenta años, les proveyó ropa, vivienda, carne, agua…; solo ellos pueden decir que, siendo millones, vivieron entre la arena con sus necesidades cubiertas y, más que eso, Dios se mantuvo en comunicación por medio de Moisés y los sacrificios de animales que el sumo sacerdote ofrecía en el tabernáculo. Sus hijos recibieron algo especial, ¡la Ley!, no solamente en las tablas que el Señor le entregó a Moisés en el Sinaí, sino las necesarias para manejar las situaciones morales y de salubridad. ¡Dios veló permanentemente por cada detalle a favor de sus escogidos!, pero se envanecieron y pensaron que se trataba de ellos y no del Padre; el Señor entonces les dio reyes, pues ya no querían su gobierno directo, sino ser como los demás. La nación se dividió en dos, Judá e Israel, cada una con su monarca; hubo ambición, derrotas, muerte…; se olvidaron del Señor, levantaron lugares altos para adorar a otros dioses y, aunque Dios les habló por profetas, no escucharon; por eso los esclavizaron nuevamente hasta que se levantaron hombres y mujeres dispuestos a reconocer a Jehová y obedecer sus mandatos.


Dios es eterno, y todo lo que Dios es, lo es eternamente.


Dios es amor; eternamente amor.