Metas de Dios Para Tu Vida

Devocionales
Introducción

Estimado amigo de Tiempo de Gracia,

¿Quién soy yo?

¿Quién era yo cuando era niño? ¿Qué tipo de adolescente fui? ¿Cómo me vio la gente como adulto joven, y cómo les parezco ahora que soy una persona de mediana edad? ¿Qué clase de persona mayor voy a ser?

¿Le parece que estas preguntas suponen una excesiva carga de egocentrismo? Bueno, es conveniente ser consciente de uno mismo. Todos estamos atrapados en muchas redes de relaciones; cada lazo que tenemos con otro ser humano trae consigo diversas obligaciones y beneficios.

Todos nos hemos sentido frustrados por la forma como nos han tratado otras personas. Y todos tendríamos que admitir que les hemos causado nuestra cuota de dolor a los demás, por confusión, descuido, ignorancia o simplemente por mala voluntad.

Este pequeño libro le ofrecerá cada día un pensamiento respecto de su vida, que procede de nuestro maravilloso Dios. Tengo la esperanza de que usted se va a considerar cada vez más como una preciosa creación, redimido por Cristo a gran costo, impulsado por el Espíritu, capaz de cambiar, de crecer, y de mejorar la manera como trata a otras personas en todos los roles a los que Dios lo haya llamado.

Su amigo en Cristo,
Pastor Mark Jeske