Hebreos 11
DHH94I
11
IV. LA FE Y LA FORTALEZA
(11.1—12.13)
La fe de los antiguos
1Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.#11.1 Cf. Ro 8.24-25; 2 Co 4.18. 2Nuestros antepasados fueron aprobados porque tuvieron fe.
3Por fe sabemos que Dios formó los mundos mediante su palabra,#11.3 Gn 1.1; Sal 33.6,9; 2 Mac 7.28; Jn 1.3. de modo que lo que ahora vemos fue hecho de cosas que no podían verse.
4Por fe, Abel ofreció a Dios un sacrificio mejor que el que ofreció Caín, y por eso Dios lo declaró justo y le aceptó sus ofrendas.#Gn 4.3-7. Así que, aunque Abel está muerto, sigue hablando por medio de su fe.
5Por su fe, Henoc fue llevado en vida#11.5 Llevado en vida: Lit. trasladado. para que no muriera, y ya no lo encontraron, porque Dios se lo había llevado. Y la Escritura dice que, antes de ser llevado, Henoc había agradado a Dios.#11.5 Gn 5.21-24; Eclo 44.16; Sab 4.10. 6Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que lo buscan.
7Por fe, Noé, cuando Dios le advirtió que habían de pasar cosas que todavía no podían verse, obedeció y construyó la barca para salvar a su familia.#11.7 Gn 6.13-22; 7.1; Eclo 44.17-18; 1 P 3.20. Y por esa misma fe, Noé condenó a la gente del mundo y fue heredero de la justicia que se obtiene por la fe.
8Por fe, Abraham, cuando Dios lo llamó, obedeció y salió para ir al lugar que él le iba a dar como herencia. Salió de su tierra sin saber a dónde iba,#Gn 12.1-5. 9y por la fe que tenía vivió como extranjero en la tierra que Dios le había prometido.#11.9 Cf. Heb 6.13-15. Vivió en tiendas de campaña, lo mismo que Isaac y Jacob, que también recibieron esa promesa.#11.9 Gn 23.4; 26.3; 35.12,27. 10Porque Abraham esperaba aquella ciudad#11.10 Aquella ciudad: es decir, la ciudad celestial; cf. v. 16. que tiene bases firmes, de la cual Dios es arquitecto y constructor.
11Por fe también, aunque Sara no podía tener hijos y Abraham era demasiado viejo, este recibió fuerzas para ser padre,#11.11 Gn 15.6; 17.19; 18.11-14; 21.2; Ro 4.17-22. porque creyó que Dios cumpliría sin falta su promesa. 12Así que Abraham, aunque ya próximo al fin de sus días, llegó a tener descendientes tan numerosos como las estrellas del cielo y como la arena de la orilla del mar, que no se puede contar.#11.12 Gn 15.5; 22.17; 32.12 (13); Eclo 44.21.
13Todas esas personas murieron sin haber recibido las cosas que Dios había prometido; pero como tenían fe, las vieron de lejos, y las saludaron reconociéndose a sí mismos como extranjeros de paso por este mundo.#11.13 Gn 23.4; 1 Cr 29.15; Sal 39.12 (13). 14Y los que dicen tal cosa, claramente dan a entender que todavía andan en busca de una patria. 15Si hubieran estado pensando en la tierra de donde salieron, bien podrían haber regresado allá; 16pero ellos deseaban una patria mejor, es decir, la patria celestial.#11.16 Cf. Flp 3.20. Por eso, Dios no se avergüenza de ser llamado el Dios de ellos,#Ex 3.6,15. pues les tiene preparada una ciudad.
17Por fe, Abraham, cuando Dios lo puso a prueba, tomó a Isaac para ofrecerlo en sacrificio. Estaba dispuesto a ofrecer a su único hijo,#Gn 22.1-14. a pesar de que Dios le había prometido: 18«Por medio de Isaac tendrás descendientes.»#Gn 21.12. 19Es que Abraham reconocía que Dios tiene poder hasta para resucitar a los muertos; y por eso Abraham recobró a su hijo,#Gn 22.5,13. y así vino a ser un símbolo.
20Por fe, Isaac prometió bendiciones futuras a Jacob y a Esaú.#11.20 Gn 27.27-29,39-40.
21Por fe, Jacob, cuando ya iba a morir, prometió bendiciones a cada uno de los hijos de José, y adoró a Dios apoyándose sobre la punta de su bastón.#11.21 Gn 47.31—48.20. Sobre la punta de su bastón: según Gn 47.31 (gr.).
22Por fe, José, al morir, dijo que los israelitas saldrían más tarde de la tierra de Egipto, y dejó órdenes acerca de lo que deberían hacer con sus restos.#11.22 Gn 50.24-25; Ex 13.19; Jos 24.32. Al ordenar que sus restos fueran llevados a Canaán, José expresó su fe en que su pueblo volvería a poseer la tierra que Dios le había prometido.
23Por fe, al nacer Moisés, sus padres lo escondieron durante tres meses; porque vieron que era un niño hermoso, y no tuvieron miedo de la orden que el rey había dado de matar a los niños.#11.23 Ex 1.22—2.2.
24Y por fe, Moisés, cuando ya fue hombre, no quiso llamarse hijo de la hija del faraón;#Ex 2.10-12. 25prefirió ser maltratado junto con el pueblo de Dios, a gozar por un tiempo los placeres del pecado. 26Consideró de más valor sufrir la deshonra del Mesías#11.26 La deshonra del Mesías: Puede entenderse en el sentido de que Moisés se hizo solidario con su pueblo en su sufrimiento (Ex 2.10-15), del mismo modo que el Mesías se haría solidario con su pueblo (Sal 69.9 [10]; Is 63.9; cf. Ro 15.3). que gozar de la riqueza de Egipto; porque tenía la vista puesta en la recompensa que Dios le había de dar.
27Por fe, Moisés se fue de la tierra de Egipto,#11.27 Puede tratarse del episodio de Ex 2.11-15, o bien de la salida de Egipto bajo la dirección de Moisés (Ex 13.17—14.30). sin miedo al enojo del rey; y se mantuvo firme en su propósito, como si viera al Dios invisible. 28Por fe, Moisés celebró la Pascua y mandó rociar las puertas con sangre, para que el ángel de la muerte no tocara al hijo mayor de ningún israelita.#Ex 12.21-30.
29Por fe, los israelitas pasaron el Mar Rojo como si fuera tierra seca; luego, cuando los egipcios quisieron hacer lo mismo, se ahogaron.#11.29 Ex 14.21—15.21.
30Por fe cayeron los muros de la ciudad de Jericó, después que los israelitas marcharon alrededor de ellos durante siete días.#Jos 6.12-21. 31Y por fe, Rahab, la prostituta, no murió junto con los desobedientes, porque ella había recibido amistosamente a los espías de Israel.#Jos 2.1-21; 6.22-25.
32¿Qué más voy a decir? Me faltaría tiempo para hablar de Gedeón,#11.32 Jue 6—8. de Barac,#11.32 Jue 4—5. de Sansón,#11.32 Jue 13—16. de Jefté,#11.32 Jue 11—12. de David,#11.32 1 S 16.1—1 R 2.11. de Samuel#11.32 1 S 1.1—25.1. y de los profetas. 33Por la fe conquistaron países, impartieron justicia,#11.33 Impartieron justicia: o practicaron la rectitud. recibieron lo que Dios había prometido, cerraron la boca de los leones,#11.33 Jue 14.5-6; 1 S 17.34-37; Dn 6. 34apagaron fuegos violentos,#11.34 Dn 3. escaparon de ser muertos a filo de espada, sacaron fuerzas de flaqueza y llegaron a ser poderosos en la guerra, venciendo a los ejércitos enemigos. 35Hubo mujeres que recibieron otra vez con vida a sus familiares muertos.#11.35 1 R 17.17-24; 2 R 4.25-37.
Otros murieron en el tormento, sin aceptar ser liberados, a fin de resucitar a una vida mejor.#11.35 El autor hace referencia a acontecimientos de la historia judía, como los sucedidos en la persecución del tiempo de los macabeos. Cf. 2 Mac 6.18—7.42. 36Otros sufrieron burlas y azotes,#Jer 20.2; 37.15. y hasta cadenas y cárceles.#11.36 1 R 22.26-27; 2 Cr 18.25-26; Jer 20.2; 37.15; 38.6. 37Y otros fueron muertos a pedradas,#11.37 Cf. 2 Cr 24.20-21. Según una tradición judía, los judíos mataron también a pedradas a Jeremías en Egipto porque les predicaba contra su idolatría. aserrados por la mitad#11.37 Según la tradición, Isaías murió de esta manera durante el reinado de Manasés (cf. 2 R 21.16). o muertos a filo de espada;#11.37 Jer 26.23; 2 Mac 5.24-27. anduvieron de un lado a otro vestidos solo de piel de oveja y de cabra; pobres, afligidos y maltratados. 38Estos hombres, que el mundo ni siquiera merecía, anduvieron sin rumbo fijo por los desiertos, y por los montes, y por las cuevas y las cavernas de la tierra.#11.38 1 R 18.4; 19.9; 2 Mac 6.11; 10.6.
39Sin embargo, ninguno de ellos recibió lo que Dios había prometido, aunque fueron aprobados por la fe que tenían; 40porque Dios, teniéndonos en cuenta a nosotros, había dispuesto algo mejor,#11.40 Mejor: palabra clave; cf. vv. 16,35 y véase Heb 7.19 n. para que solamente en unión con nosotros fueran ellos hechos perfectos.

Texto © Sociedades Bíblicas Unidas, 1994.

Conocer más acerca de Biblia Dios Habla Hoy