Gálatas 5
DHHDK
5
La libertad cristiana#5.1-12 La sección 5.1-12 presenta las consecuencias de la libertad que tienen los creyentes en Cristo. Esta libertad cristiana, en contraste con la esclavitud a la ley, es tema central de toda la carta (Gl 1.4; 2.4; 4.3-9,22-31; 5.13).
1Cristo nos dio libertad para que seamos libres. Por lo tanto, manténganse ustedes firmes en esa libertad y no se sometan otra vez al yugo de la esclavitud.#5.1 Cf. Jn 8.32-36. Yugo: figura de la sujeción (Hch 15.10; véase Mt 11.28-30 n.).
2Escúchenme. Yo, Pablo, les digo que si ustedes se someten al rito de la circuncisión, Cristo no les servirá de nada. 3Quiero repetirle a cualquier hombre que se circuncida, que está obligado a cumplir toda la ley.#5.2-4 Aceptar la circuncisión (véase Índice temático) como requisito para la salvación (véase Gl 1.6-9 n.) llevaba lógicamente a aceptar todas las obligaciones de la ley, lo cual dejaba sin valor la fe en Cristo y era un menosprecio de la generosidad o gracia de Dios (Gl 2.21). 4Ustedes, los que quieren ser reconocidos como justos por cumplir la ley, se han apartado de Cristo; han rechazado la generosidad de Dios. 5Pero nosotros, por medio del Espíritu tenemos la esperanza de alcanzar la justicia basados en la fe.#5.5 Cf. Gl 2.16. 6Porque gracias a Cristo Jesús, ya no cuenta para nada estar o no circuncidados.#5.6 1 Co 7.19; Gl 6.15. Lo que cuenta es la fe, una fe activa por medio del amor.#5.6 La fe, según Pablo, no es sólo una serie de conocimientos o un simple sentimiento, sino que, además de ser obediencia (Ro 1.5; 6.16), es activa por medio del amor. Véase también Stg 2.14 n.
7Ustedes iban por buen camino. ¿Quién les impidió obedecer a la verdad? 8No fue cosa de Dios, que los ha llamado.#5.8 Gl 1.6. 9Se dice que «un poco de levadura hace que fermente toda la masa»,#5.9 Véase 1 Co 5.6 n. Expresión proverbial para indicar el gran mal que puede causar algo aparentemente inofensivo. 10y yo tengo confianza en el Señor de que ustedes no van a pensar de otro modo; pero Dios castigará a ese que los anda perturbando, no importa quién sea.
11En cuanto a mí, hermanos, si todavía estuviera yo insistiendo en el valor de la circuncisión, los judíos no me perseguirían, ya que en ese caso el mensaje de la cruz de Cristo no los ofendería.#5.11 No los ofendería: Cf. 1 Co 1.23. Para estos judíos, la idea de la salvación por la fe en Jesús crucificado, y sin necesidad de hacerse judío y someterse a la ley de Moisés, era ofensiva. 12Pero esos que los andan perturbando a ustedes, ¡ojalá se castraran a sí mismos de una vez!#5.12 Con sarcasmo, Pablo sugiere que sus contradictores no se limiten a circuncidarse sino que lleguen al extremo de castrarse (o mutilarse). Es una posible alusión a ciertos ritos paganos practicados en Galacia, y quizá se refiere también a Dt 23.2, donde se excluye del pueblo de Dios al que haya sido así mutilado. Véase Flp 3.2 nota *.
3. El uso de la libertad#5.13—6.10 La última sección de la carta es una instrucción sobre el uso de la libertad en la vida práctica.
(5.13—6.10)
El amor, resumen de la ley
13Ustedes, hermanos, han sido llamados a la libertad. Pero no usen esta libertad para dar rienda suelta a sus instintos. Más bien sírvanse los unos a los otros por amor.#5.13 Véase 5.1 n.; cf. 1 P 2.16. Al decir sírvanse (o sean esclavos) los unos a los otros, se cambia la sujeción a la ley por una diferente «esclavitud», basada en el amor. Cf. Mt 20.26; Ro 13.8-10. 14Porque toda la ley se resume en este solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.»#5.14 Lv 19.18; cf. Mt 22.39; Mc 12.31; Ro 13.9; Stg 2.8. 15Tengan cuidado, porque si ustedes se muerden y se comen unos a otros, llegarán a destruirse entre ustedes mismos.
La vida conforme al Espíritu de Dios
16Por lo tanto, digo: Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer#5.16 Y no buscan satisfacer: otra posible traducción: y no satisfarán. sus propios malos deseos.#5.16 Se ponen en contraste dos formas de vida; cf. también Ro 8.4-6. 17Porque los malos deseos están en contra del Espíritu, y el Espíritu está en contra de los malos deseos. El uno está en contra de los otros, y por eso ustedes no pueden hacer lo que quisieran.#5.17 Cf. Ro 7.15-23. 18Pero si el Espíritu los guía, entonces ya no estarán sometidos a la ley.#5.18 Ro 6.14; 8.14.
19Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos:#5.19-21 Respecto de los catálogos de vicios en el NT, véanse Ro 1.31 n. e Índice temático. cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, 20adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. 21Son envidiosos,#5.21 Algunos mss. añaden asesinos, probablemente por influencia de Ro 1.29. borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el reino de Dios.
22En cambio, lo que el Espíritu produce#5.22-23 Lo que el Espíritu produce: lit. el fruto (o la cosecha) del Espíritu; cf. Ef 5.9; Col 3.12-15. A los vicios (vv. 19-21) se contrapone este catálogo de virtudes, con el amor en primer término (vv. 13-14). Véase Virtudes, Catálogos de en el Índice temático. es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley. 24Y los que son de Cristo Jesús, ya han crucificado la naturaleza del hombre pecador junto con sus pasiones y malos deseos.#5.24 Cf. Ro 6.3-14; Gl 2.19-20; 6.14; Col 3.5. 25Si ahora vivimos por el Espíritu, dejemos también que el Espíritu nos guíe.
26No seamos orgullosos, ni sembremos rivalidades y envidias entre nosotros.#5.26 Flp 2.3.

Texto Bíblico: Dios habla hoy © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1994.

Conocer más acerca de Dios Habla Hoy DK