Salmos 102:25-27

Salmos 102:25-27 RVR1960

Desde el principio tú fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permanecerás; Y todos ellos como una vestidura se envejecerán; Como un vestido los mudarás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no se acabarán.
RVR1960: Biblia Reina Valera 1960
Compartir

Planes de lectura y Devocionales gratis relacionados con Salmos 102:25-27