Salmos 46:1-3

Salmos 46:1-3 NTV

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad. Por lo tanto, no temeremos cuando vengan terremotos y las montañas se derrumben en el mar. ¡Que rujan los océanos y hagan espuma! ¡Que tiemblen las montañas mientras suben las aguas! Interludio
NTV: Nueva Traducción Viviente
Compartir

Salmos 46:1-3

Compartir