Ezequiel 2:6-7

Ezequiel 2:6-7 NTV

»Hijo de hombre, no tengas miedo ni de ellos ni de sus palabras. No temas aunque sus amenazas te rodeen como ortigas, zarzas y escorpiones venenosos. No te desanimes por sus ceños fruncidos, por muy rebeldes que ellos sean. Debes darles mis mensajes, te escuchen o no. Sin embargo, no te escucharán, ¡porque son totalmente rebeldes!
NTV: Nueva Traducción Viviente
Compartir

Planes de lectura y Devocionales gratis relacionados con Ezequiel 2:6-7